Exhortan a servidores públicos a reflexionar sobre iniciativas de reformas relacionadas con la función judicial

 

En acto cívico encabezado por el presidente del Poder Judicial de Nayarit, Pedro Antonio Enríquez Soto, el magistrado Francisco Javier Rivera Casillas, integrante de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, exhortó a quienes prestan sus servicios en la institución a reflexionar sobre la iniciativa de reforma constitucional federal que en buena medida coloca en el centro de la discusión a los poderes judiciales locales.
El mencionado tema y dos más: el proyecto de reforma a la Constitución del estado en materia político-electoral y su impacto en el Tribunal Superior de Justicia, así como el centenario de Nayarit como estado libre y soberano, “no deben abordarse únicamente desde la mira o perspectiva institucional; todo lo contrario —añadió Rivera Casillas— me parece que obligan ineludiblemente a prever su repercusión a partir de sus implicaciones sociales”.
Ante personal jurisdiccional y administrativo del Poder Judicial de Nayarit, así como del secretario general de Gobierno, José Trinidad Espinoza Vargas, y el comandante de la Décima Tercera Zona Militar, general de brigada Leobardo Quezada Ávalos, el orador se refirió en primer término a la iniciativa presidencial denominada “justicia cotidiana”.
Entre los cambios propuestos que consideró contundentes, el magistrado Rivera Casillas mencionó la creación del Sistema Nacional de Impartición de Justicia; fortalecer la independencia de los poderes judiciales locales, así como sus órganos de administración, vigilancia y sanción; crear un Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares para unificar en todo el país las reglas en esta materia y ampliar la aplicación de la justicia oral en el ámbito mercantil.
“Pero lo más atractivo —puntualizó— no obstante la visión y bondades de la iniciativa de justicia cotidiana es que este planteamiento no riñe con la libertad de configuración legislativa de los ámbitos locales; dicho de otra manera, la posibilidad de innovar y decidir en cada entidad federativa se mantiene a salvo”.
En el acto celebrado en el exterior del edificio sede de la institución, el integrante de la Sala Penal indicó por otra parte que el proyecto de reforma político-electoral en nuestro estado tiene alcances en el Poder Judicial, particularmente en dos aspectos: primero, con la pérdida de competencia en materia electoral y segundo, porque impacta en el número de magistrados integrantes del Tribunal Superior de Justicia.
Sobre este último aspecto del proyecto de reforma, señaló que “no debe por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia entenderse o leerse únicamente desde una simple lógica de números; debe asumirse y traducirse en un efecto cualitativo en las funciones administrativas y jurisdiccionales de esta institución”.
Finalmente, estableció que con motivo del centenario de Nayarit como estado libre y soberano, cada persona al servicio de la impartición de justicia, desde su responsabilidad y ámbito de competencia debe meditar “qué Poder Judicial tenemos y a cuál aspiramos”.
Tras hacer referencia a varios aspectos sobre los cuales propone reflexionar, el magistrado Rivera Casillas manifestó su seguridad de que el talento, creatividad, compromiso y, sobre todo, el profesionalismo de los correspondientes servidores públicos “será la fórmula para lograr el Poder Judicial al que aspiramos”.
En el acto cívico participaron la escolta del Poder Judicial y la banda de guerra del 43° Batallón de Infantería; el secretario de estudio y cuenta de la Sala Penal, Cecilio Ávalos Alba, dirigió el Juramento a la Bandera, mientras que Roxana Jael González Crespo, José Roberto Ordóñez Ceja y María Clara García Páez, también adscritos a dicho órgano jurisdiccional, dieron lecturas a las efemérides de junio.
Por su parte, la doctora Ma. Guadalupe Nava Márquez, oficial judicial de la Sala Penal, tuvo a su cargo la conducción del evento.

Comentarios