COLUMNA CONJETURAS – Se agrava el enfrentamiento con la CNTE

 
El Secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño calculó erróneamente que con el hecho de sancionar a más de 2 mil profesores afiliados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por el hecho de haber incurrido en no presentar a tiempo sus exámenes de evaluación o haber faltado en 3 veces consecutivas al salón de clases sin justificación alguna o que la Procuraduría General de la República (PGR) haya enviado a la cárcel a dos de sus dirigentes nacionales, Rubén Núñez y Francisco Villalobos desmovilizarían al grueso de sus afiliados en los estados de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Guerrero y Michoacán, por el contrario ya tuvo sus consecuencias, por cierto ahora con la privación de la vida de 6 personas y cientos de heridos.

Estos lamentables hechos ocurrieron en la mañana del domingo pasado cuando la policía Estatal y Federal intentaron desbloquear a un numeroso grupo de manifestantes de la CNTE y de sus aliados que mantenían cerrado el acceso a Oaxaca.

Durante el enfrentamiento de desalojo de uno y otro lado hubo acciones violentas; de parte de los manifestantes quema de vehículos, el lanzamiento de cohetones y bombas molotov; mientras que de la parte gubernamental inicialmente se intentó el desalojo utilizando la táctica de contención pero en una segunda fase se presume se utilizó disparos de parte de la Policía Federal, según el testimonio de un video grabado por un periodista de la agencia “CuartoOscuro”. El resultado como lo señalamos arriba fue de 6 jóvenes muertos y más de un centenar de heridos entre policías y manifestantes. Unos y otros se culpan de esas acciones.

Ante estos hechos el Presidente Enrique Peña Nieto ordenó a la Procuradora General de Justicia, Arely Gómez que coparticipe en la investigación para que se clarifique y se sancione a los responsables.

Estos trágicos acontecimientos eran previsibles desde hace meses; tanto los dirigentes de la CNTE como el secretario de educación y el de gobernación llaman una y otra vez al diálogo pero ambos se muestran irreductibles en sus posiciones, esto es, la CNTE exige la abrogación de la Reforma Educativa, mientras que la SEP señala que eso no es negociable.

En este claro enfrentamiento entre las dos partes lo que se está provocando es el ahondamiento de la crisis de gobernabilidad en los estados sureños en donde tiene presencia la CNTE. Es lógico que después del cese de los más de 2 mil docentes ya no tienen nada que perder y en alianza con organizaciones populares cercanas a ese gremio continuarán radicalizando sus movilizaciones generando condiciones para que el Gobierno Federal y Estatal utilice toda la fuerza del Estado para liquidar ese movimiento.

Con la represión policiaca del pasado domingo a los afiliados de la CNTE el Gobierno Federal les está dando las banderas que justificarán sus manifestaciones violentas en los estados en donde tienen presencia, entre otras, libertad a los presos políticos, entre ellos a sus dirigentes nacionales, la dimisión del gobernador Gabino Cué y del Secretario de Educación, Aurelio Nuño y, por supuesto, la abrogación de la reforma Educativa.

De no encontrar una solución pronta a este aparente callejón sin salida en el que se encuentran las partes en conflicto se podría desbordar el descontento popular. El día de ayer se sumaron a las manifestaciones de los profesores de la CNTE varios sindicatos nacionales y organizaciones campesinas muy ligadas al ejército zapatista.

A mayor represión de parte del Estado mexicano en contra de la CNTE al victimarse a ese movimiento se estará creando el caldo de cultivo para que el descontento popular por la falta de empleo, pobreza extrema y falta de justicia social derive, como lo señalé anteriormente, en la ingobernabilidad en aquellos estados sureños de nuestra república. Allá podría anidarse el huevo de la serpiente…

Estimado lector: si deseas consultar u opinar sobre los temas de esta columna visítanos en nuestra página http://conjeturas-cruzangulo.blogspot.com/

Etiquetas: ,

Comentarios