COLUMNA CONJETURAS – Renuncias obligadas

 

La estrepitosa derrota electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 7 de las 12 gubernaturas que estuvieron en disputa durante el pasado proceso electivo tuvo sus consecuencias durante la pasada Comisión Política Permanente celebrada en la sede nacional del tricolor en la capital de la república.
Convocada de emergencia su dirigente nacional, Manlio Fabio Beltrones presentó su renuncia al cargo con carácter irrevocable ante el estupor de sus correligionarios, ya que días antes no había evidencias de que el político sonorense dimitiría de su cargo.
En su breve intervención para justificar su renuncia al cargo reconoció que fue el voto de castigo de los electores a malos gobernantes señalados como corruptos y que se alejaron de las demandas más sentidas de la población.

Otra de las consideraciones que hizo Manlio Fabio Beltrones del porqué de la derrota del tricolor fue a consecuencia de las malas política públicas del Gobierno Federal y que el partido no tomó en consideración en su momento.
A caso Manlio Fabio se refiere con claridad cuales fueron esas malas políticas pública del Gobierno Federal que fue uno de los factores, según él de la derrota priísta. ¿A caso se refiere a las iniciativas de la legalización del matrimonio igualitario de las minorías gays, lésbicas, transexual y transgénero o se refiere acaso a la iniciativa presidencial de la regularización del consumo de la marihuana hasta por 28 gr y su utilización con fines terapéuticos, las que por cierto fueron condenadas por la alta jerarquía de la iglesia católica y grupos conservadores?
Estos dardos dirigidos a los gobernadores priístas salientes y evidentemente

al gobierno de Enrique Peña Nieto extrañamente fueron borrados de la versión original del discurso de Beltrones, lo que evidencia el malestar que prevalece en la cúpula gobernante priísta.
Manlio Fabio Beltrones fue enérgico al señalar que el partido necesita una profunda transformación en sus estructuras internas y una cercanía permanente con los problemas de la gente y una mayor transparencia en el ejercicio del erario público para que continúe siendo competitivo el tricolor en los próximos procesos electorales del 2017 y 2018.
Como en política no hay coincidencias, ese mismo día la gobernadora de Sonora, Claudia Artemiza Pavlovich Arellano (muy cercana a Beltrones) dio a conocer públicamente una carta dirigida a la Procuradora General de la República, Arely Gómez en la que le exige que ejerza acción penal en contra del ex gobernador panista Guillermo Padrés Elías y demás funcionarios que estuvieron involucrados en desvíos de recursos del erario público estatal y federal porque hasta la fecha no hay indicios de parte de la PGR de abrirles proceso penal a los susodichos funcionarios pese a que ya les fue entregado los expedientes correspondientes desde hace más de 6 meses.
Ante este reclamo de la gobernadora la PGR emitió un comunicado al día siguiente en donde señala que se está actuando de acuerdo a los tiempos y normas que marca la ley.
Ambas posiciones críticas de Manlio Fabio Beltrones y de la gobernadora de Sonora, Claudia Artemiza Pavlovich se interpreta en la jerga política que al interior del PRI se abre pasó a una corriente crítica que no coincide con las posiciones de las corrientes dominantes del Estado de México e Hidalgo que llevaron al poder a Enrique Peña Nieto.
Por otro lado el hecho de haber renunciado Manlio Fabio Beltrones al liderazgo nacional del PRI le quita la camisa de fuerza para constituirse en una alternativa política de cara a la sucesión presidencial del 2018.
La otra renuncia obligada fue la del líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Dr. Agustín Basave.
Ante el consejo político nacional Basave presentó su renuncia con carácter irrevocable por considerar el no haber logrado la unidad de todas las corrientes de su partido en torno a su visión de cómo debe desempeñarse el partido en los procesos electorales. Dijo que mientras las corrientes internas no fortalezcan al presidente nacional en la toma de decisiones no se puede dar buenos resultados electorales; pese a ello señaló que hizo su mejor esfuerzo para que el PRD no se desbarrancara en el pasado proceso electoral. Se mostró convencido que la única manera de ganar al PRI y a sus aliados la presidencia de la república en el 2018 es mediante una alianza ya sea con el PAN o con las izquierdas porque el ir solos en la contienda presidencial como lo demandan algunos dirigentes perredistas es hacerle juego al PRI y el PRD terminaría como una fuerza testimonial…
Estimado lector: si deseas consultar u opinar sobre los temas de esta columna visítanos en nuestra página http://conjeturas-cruzangulo.blogspot.com/

Comentarios