Sindicato magisterial de EU, contra represión a profesores mexicanos

 

Nueva York. El sindicato nacional de maestros American Federation of Teachers (AFT, con 1.6 millones de agremiados), la central obrera nacional AFL-CIO, federaciones de profesores estatales y agrupaciones influyentes de educadores en Estados Unidos expresaron su condena a la represión contra los docentes en México.

Randi Weingarten, presidenta nacional del AFT, declaró en un comunicado que “la violenta respuesta del gobierno mexicano a las protestas de los maestros en Oaxaca, México, es reprensible, trágica y una violación de los derechos de libertad de expresión e imperio de ley.

“Diferencias de opinión jamás deberían de llevar a un gobierno a emplear cualquier uso de fuerza -mucho menos fuerza letal que ha cobrado por lo menos ocho vidas y resultado en otros daños.

“Exigimos un cese inmediato de violencia y el inicio de pláticas serias y productivas a los niveles más altos de todas las partes involucradas en la disputa”.

Agregó que “es un triste comentario sobre los derechos humanos cuando un gobierno aborda las preocupaciones sindicales con fuerza mortífera. Diálogo, no fuerza; colaboración, no aislamiento, son los medios para una resolución” (http://www.aft.org/press-release/aft-urges-mexican-government-end-violence-against-teachers).

A la vez, Weingarten envió una carta al secretario de Estado, John Kerry, en la que expresa “conmoción y consternación por los eventos horroríficos” en México por el uso de la fuerza policiaca contra las protestas de maestros y sus comunidades.

Afirmó que “la democracia de México está amenazada cuando la policía recurre a la fuerza mortífera” en lugar de buscar el diálogo. “Recordemos que esto no es un incidente aislado de violaciones de derechos humanos”, señaló al subrayar la desaparición de los 43 normalistas en septiembre de 2014.

Instó a Kerry a que “llame al gobierno mexicano a un cese inmediato de violencia” y la promoción del diálogo a los niveles más altos. Copia de la carta fue enviada al embajador de México en Washington, Carlos Sada y la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson.

La central obrera AFL-CIO también expresó su solidaridad “con los maestros y sus familias en su lucha por la justicia y la autonomía” ante lo que informó fueron enfrentamientos con policías en Oaxaca “durante manifestaciones contra reformas neoliberales de educación”.

Añadió que el sindicato magisterial en Oaxaca ha encabezado protestas contra el plan nacional de educación que hace caso omiso a asuntos indígenas “y que impone evaluaciones de docentes que ponen en desventaja a escuelas en la región pobre, incluyendo ataques contra el sindicato, detenciones controvertidas de líderes sindicales, despidos masivos de maestros y el congelamiento de cuentas bancarias del sindicato” afirmó en su blog (http://www.aflcio.org/Blog/Global-Action/In-the-Wake-of-Deadly-Clashes-AFL-CIO-Stands-with-Mexican-Teachers-Union).

Por su parte, la Federación de Maestros de California, afiliada a la AFT, envió una carta al presidente Enrique Peña Nieto a nombre de sus 120 mil agremiados, expresando la grave preocupación sobre los ataques contra los maestros en México y exigiendo un alto a la represión.

“Como educadores, estamos muy preocupados por la dirección corporativa del programa de reforma de educación federal, al igual que programas similares en Estados Unidos. Nos oponemos a la privatización de la educación pública.… Estamos particularmente opuestos al uso de esos exámenes (estandarizados) para los despidos masivos, como ha sido sugerido en ambos países”.

“No hay pretexto posible para imponer estas reformas a punta de pistola, por violentamente suprimir el derecho de los maestros de abogar por si mismos y sus estudiantes, y por despedir y encarcelarlos cuando lo hacen”, afirman en la carta firmada por Joshua Pechthalt, presidente de la federación sindical, donde informan que solicitarán una audiencia legislativa sobre estos asuntos.

A la vez, la Red por la Educación Pública, un enlace nacional de educadores influyentes, incluyendo Diane Ravitch, ex subsecretaria de Educación en Estados Unidos y la más prominente analista y voz crítica sobre políticas de educación pública en el país, se sumaron a la condena por el “uso de violencia extrema contra maestros en Oaxaca”, y pidió a sus integrantes a enviar cartas a la embajadora de Estados Unidos en México.

Comentarios