No hay acceso a playas de Nuevo Vallarta

 

*Guardias de hoteles ahuyentan al turismo al coartar el derecho de libre tránsito

 

Bahía de Banderas, Nay.- Juan Carlos Hernández, turista procedente de Baja California, dio a conocer que Riviera Nayarit es un destino precioso pero afectado con violaciones a nuestra Constitución por guardias privados de hoteles, al impedir el paso de visitantes por la playa, con la distancia que la ley establece desde donde revientan las olas.
El turista dijo que no hay explicación para proceder como lo hacen los guardias privados, “las playas son de todos los mexicanos y al acudir a Nuevo Vallarta, encontramos que en dos kilómetros hacia el sur, tomando como punto de ubicación las instalaciones del Fibba, no hay más accesos y los guardias de los hoteles prohíben que la gente instale sombrillas en dirección de sus hoteles, así esté en donde moja la ola.
Ayer la marea estaba un poco alta y las olas llegaron por algunos instantes, a aproximadamente 15 metros de donde estaban los hoteles y los guardias aseguraban que era una zona propiedad privada de los hoteles y como se sienten dueños por tener concesión impiden el paso a cualquier persona, olvidando que todo mexicano tiene derecho al libre tránsito, cerca de donde reviente la última ola.
Esta situación en Nuevo Vallarta es lamentable, expresó, porque no se ha obligado a los hoteleros a que mantengan andadores libres para el ingreso a las playas y tampoco a que le respeten el derecho de los mexicanos; si a los extranjeros no se les permite el acceso, es otra cosa, pero a los mexicanos, están obligados a dejar pasar; no hacerlo exhibe el tipo de autoridad que hay y eso no habla bien de un destino”, puntualizó.
Juan Carlos Hernández mencionó que estaba hospedado con su familia en Puerto Vallarta y decidieron acudir a conocer las playas de Nuevo Vallarta, para tener una opción en las próximas vacaciones y la sorpresa es que no hay por donde entrar a la playa, se acerca el visitante a la zona de playa frente a algún hotel y los guardias van y retiran a los visitantes; Riviera Nayarit tiene mucha promoción, pero falta sensibilidad en los hoteleros, comentó.
Reconoció que en Puerto Vallarta sí hay muchos accesos a las playas pero en Nuevo Vallarta no hay forma de ingresar.
Sobre si recomendaría el destino, respondió que el sitio es precioso y con mucha riqueza natural, pero el visitante se encuentra con inconvenientes para poder disfrutar de algo que la Constitución establece como un derecho, y en lugar de tener unas vacaciones agradables, harán corajes, puntualizó.
En cuanto a seguridad por la zona turística, el entrevistado hizo saber que está muy bien, destacó hay mucha seguridad; “se ve presencia policíaca, mucha seguridad privada, pero también guardias que desconocen o ignoran los derechos de los mexicanos y esos hace que un visitante se lleve una mala imagen, con un descontento, cuando todo pudiera ser una buena publicidad de boca. La queja también se la hizo saber a uno de los guardavidas.

Comentarios