Cree Huicot Rivas que juicios orales permitirán vaciar las cárceles

Tepic, Nay.- La finalidad del nuevo sistema de justicia penal acusatorio, o sea, los llamados juicios orales, es hacer más transparente, eficaz y con mayor celeridad la impartición de justicia y, desde luego, esto permitirá terminar con los abusos que se cometían y que ocasionan que los penales y cárceles de México estén llenos, expresó el presidente de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (CEDH), Huicot Rivas Álvarez.
Agregó que con estas acciones legales se permitirá aligerar, apurar y depurar la pena de prisión para liberar a miles de reos que no tienen por qué estar presos tantos años. “Gracias a esta modalidad en materia de justicia miles de mexicanos estarán beneficiándose, eso nos da mayor confianza de que se avanza de manera importante y a la vez permitirá erradicar las injusticias que se han cometido en nombre de la ley y la justicia en México”, comentó.
Rivas Álvarez indicó que con la entrada en vigor del nuevo sistema de justicia penal en Nayarit, es decir, en este tránsito que se hace a los juicios orales en materia penal, de manera simultánea debe también nacer en la entidad un sistema de atención a víctimas del delito y víctimas también de violaciones a los derechos humanos, ello implica que este sistema se integre por las distintas instancias que tienen que ver con la atención a las víctimas, trátese del poder ejecutivo, legislativo, judicial, y en su caso también los organismos autónomos, para que se pueda cumplir a cabalidad con los principios que el propio sistema de justicia penal demanda.
El ombudsman dijo que debe estar de manera paralela a la garantía de los derechos de un inculpado, igualmente deben de estar plenamente garantizados los derechos de las víctimas. “Para nosotros como organismo público defensor de los derechos humanos, es prioritario garantizar los derechos de las víctimas y no solamente los derechos de las víctimas del delito, sino también tiene que establecerse y estructurarse el sistema de atención a aquellas víctimas de violaciones a derechos humanos, es decir habrá que diferenciar estos rubros que es violaciones a las víctimas del delito y violaciones a las víctimas de violaciones a los derechos humanos; en los dos casos debe garantizarse a plenitud que se cumplan con todos sus derechos”, explicó.
Destacó que lo anterior conlleva una serie de obligaciones por parte de las autoridades, “entre ellas la creación de un fondo que pueda en su caso resarcir e indemnizar aquellos daños que sean consecuencia de un delito o, en su caso, también por el actuar negligente o las violaciones a derechos humanos por algún servidor público estatal o municipal”, concluyó.

Comentarios