Columna LA GUILLOTINA – ¿POR QUÉ NO QUIEREN A SALDATE?

Lo conocí en 2011. Quería ser diputado del distrito 2, un distrito que estaba en manos de la oposición y que por supuesto, era el peor escenario para el debut de este soñador de la política.
Platicamos, me pareció una buena persona y salimos del restaurant donde desayunamos, con el compromiso de apoyarlo.
Por supuesto, Carlos Saldate logró un importante triunfo para su partido político y mucho más para él. No fue fácil, desde muy temprano caminaba su distrito saludando a cada ciudadano casa por casa. Casi nunca lo encontré en su oficina, ya que todo el día se la pasaba buscando el apoyo del ciudadano.
Seguí de cerca su trabajo como diputado y creo, salvo que ustedes opinen lo contrario, que lo hizo bien. De hecho, en abril de 2014 escribí una columna mencionando entre otras cosas, lo siguiente:
“El diputado Carlos Saldate, es el servidor público mejor posicionado de todos los partidos políticos para la alcaldía de Tepic, por eso, desde hace ya unos meses se han desatado fuertes ataques en su contra por personas de su propio partido, el revolucionario institucional”
Estaba seguro que sería un buen candidato para suceder en la alcaldía de Tepic a Héctor González Curiel (El Toro). Lo comenté así: “Trabajando todos los días a favor de la gente de su distrito, Carlos Saldate se ha ganado la confianza y credibilidad de los tepicenses. Este diputado diferente, no solo apoya a la gente de sus distrito, sino que personas de otros distritos que no reciben apoyos de sus diputados, a quienes por cierto no ven desde que ganaron las elecciones, van y solicitan apoyo para sus comunidades, por lo que el diputado también los ha apoyado”.
Pero algo pasó, el gobernador Roberto Sandoval Castañeda decidió imponer a Roy Gómez como candidato del PRI a la alcaldía, dejando de lado los sueños de su amigo y compadre Carlos Saldate.
Se retiró por un tiempo de la política, nunca se quejó de la mala decisión del gobernador pese a que su candidato fue aplastado en los comicios por el actual alcalde Polo Domínguez.
Sin embargo, el año pasado llegó a la presidencia del PRI municipal y los sueños volvieron a llenar su cabeza. Los analistas políticos de nuestro estado, coincidieron en que ahora sí Carlos Saldate será el candidato del tricolor a la alcaldía.
Pero… La realidad parece ser otra, desde hace días un sinnúmero de coordinadores de zonas y operadores políticos se han estado comunicando directamente con el gobernador del estado Roberto Sandoval, para expresarle su rechazo a la posible candidatura de Saldate.
De hecho, una persona que es coordinadora de zona me comentó que sus operadoras políticas le dejaron en claro que no pedirán el voto para el ex diputado Carlos Saldate, en el remoto caso de que el gobernador decida imponerlo como candidato a presidente municipal de Tepic. “Sería otro fracaso como el de Roy Gómez”, platican entre ellas.
“No queremos a Saldate como candidato a la alcaldía, porque estamos seguros de que vamos a perder. Andar regalando agua a todo mundo, no garantiza que la gente vote por él”, me comenta esta persona.
La pregunta del millón entonces sería: ¿Por qué los priistas no quieren a Carlos Saldate?
Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

Comentarios