COLUMNA LA GUILLOTINA – ¿EDUCACIÓN O PARTIDOCRACIA?

Si pensábamos que la salvación de México estaba en el petróleo, nos equivocamos. Ya se acabó “el oro negro” y nunca vimos la disminución de la pobreza. Más de la mitad de los mexicanos vivimos en esa condición desventurada originada precisamente por la mala repartición de la riqueza y la clase política que no ha sabido conducir al país.
A diferencia de DUBAI, México no supo “administrar” la abundancia que tuvimos como país exportador de petróleo y todo se lo gastaron los malos políticos que nos han tocado. ¿En qué se lo gastaron? Esa es información clasificada y como siempre, nunca sabremos la verdad.
Jamás pensaron, mi mucho menos creyeron, que un día todo esto se acabaría y que debieron haber invertido esas ganancias en desarrollar otras opciones que produjeran riqueza para nuestro futuro (vivir de nuestras rentas).
Ahora que si usted cree que la salvación de nuestro país son los partidos políticos, vean como nos tienen a los mexicanos los malos gobiernos surgidos de estas instituciones que solamente se han dedicado a obtener beneficios para sus dirigentes y manipular a la sociedad a su antojo.
Ni el PRI con tantos años de experiencia, ni el PAN que ya probó las mieles del poder por 12 años, han logrado hacer que las cosas en México mejoren, al contrario, sus gestiones han sido recordadas más por los fracasos que por sus aciertos.
No son los partidos políticos la solución a los problemas de México. Tampoco son los políticos, ya que por años hemos elegido a quien pensamos que será mejor que su antecesor y siempre terminamos decepcionados.
Después de 12 años de alternancia. La sociedad pensó que con Enrique Peña Nieto las cosas mejorarían para todos en este sufrido país, que terrible decepción nos hemos llevado. No solamente no estamos mejor, sino que las crisis que siempre suceden al final de cada sexenio cuando gobierna el PRI la estamos padeciendo desde el primer año de este gobierno.
7 de cada 10 mexicanos está decepcionado del gobierno de EPN. No lo quieren, no aprueban su gestión frente al gobierno. Muchos casos de corrupción que han sido solapados por su gobierno y algunos más en los que el mandatario y su esposa han sido señalados.
Si la salvación de México no es el petróleo, ni los partidos políticos ni mucho menos los políticos, ¿qué podemos hacer como nación para mejorar nuestra actual situación política, económica y social?
EDUCACIÓN. Así es estimado lector. Lo único que nos puede realmente ayudar a salir adelante es la educación. Una educación que enseñe a respetar a los demás y las cosas que son ajenas (valores).
Una educación de calidad, en ambientes propicios (buenas instalaciones, salones amplios y ventilados, asientos cómodos, etc.) y con acceso a las Tic´s.
Una educación dirigida por personas que sí sepan de educación y no colocar a improvisados que nada saben de este tema, como hasta ahora se ha hecho tanto a nivel federal como en cada uno de los estados.
Educación diseñada especialmente para los mexicanos. Que no nos copiemos modelos educativos de otros país y menos de aquellos que ya nos llevan 50 años de ventaja en una educación de calidad y que los han hecho países prósperos económicamente hablando.
Educación con maestros debidamente preparados, capacitados y con un acompañamiento “tutorial” de por lo menos 2 años desde su ingreso al Servicio Profesional Docente.
Una educación con planes de estudios contextualizados a cada estado y con proyectos donde se involucre a las comunidades en donde se encuentren los centros educativos y que haya un mejoramiento gradual de las condiciones sociales, culturales y hasta económica derivados de estos centros educativos y sus proyectos.
Sin embargo, para el gobierno de Enrique Peña Nieto no es tan importante la educación. Ya que derivado a la grave crisis económica que padece nuestro país, la educación de nuestros niños y jóvenes fue la más afectada con un recorte de 37 mil 282 millones de pesos para el próximo año (14% menos que en 2016).
Mientras tanto, ningún recorte en su presupuesto tendrá el Instituto Nacional Electoral (INE) y los partidos políticos. Recibirán completito todo su dinero como si realmente lo merecieran.
“El presupuesto asignado al INE para ejercer durante este año fue de 3 mil 953 millones 658 mil 321 pesos entre los ocho partidos políticos nacionales representados en la Cámara de Diputados, por concepto de financiamiento público para 2016.
La distribución del presupuesto se ejerció de la siguiente manera: el PRI obtuvo el mayor monto, con mil 51 millones 672 mil 770 pesos, seguido por el PAN, que ejercerá 797 millones 430 mil 939 pesos, y luego los partidos de izquierda, como el PRD, con 484 millones 398 mil 183 pesos, y Morena, con 406 millones 877 mil 517 pesos”.
Y así pretendemos salir adelante, apoyando la partidocracia y dejando sin dinero lo más importante que tenemos para sacar a flotes este país: la educación.
Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

Comentarios