Erradicar corrupción de la UAN exige Navarro Quintero

Tepic, Nay.- La universidad  debemos cuidarla ya que representa  el rostro de la calidad educativa,  profesional y ética de nuestro estado, y ante la vergonzosa  situación que se ha detectado,  sólo podemos esperar por parte de la sociedad, un reproche, una crítica, un enojo,  que no es posible ni debe solaparse en lo más mínimo. Las autoridades competentes, como es el caso de la Fiscalía y el OFS, inclusive, competencias federales deben  satisfacer a plenitud el estado que guarda la UAN, y señalar a los responsables de cualquier quebranto que pudiera existir.

Manifestó el doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, representante estatal de MORENA, al opinar sobre el caso de desvío de recursos en la Universidad Autónoma de Nayarit, que a él como universitario  lastima, “es algo reprobable porque desprestigia a la UAN que debiera ser ejemplo en lo académico, en lo administrativo, en la transparencia y ser un referente moral de una buena administración y un saneamiento de lo que es la administración pública”.

Estamos en el momento de la exigencia en el que en todo México y desde luego  Nayarit, “no se puede ni se debe dejar pasar una falla; y tienen que existir  sanciones a quienes traicionen  a la sociedad;  deberán ser castigados con todo el peso de la ley, de lo contrario no se podrá rectificar  el camino que hoy en día se  exige: acabar con la corrupción, acabar con la impunidad y las complicidades”.

“Un punto más, hay que revisar, depurar, no más aviadores en nuestra máxima casa de estudios, no más el cobro de dobles plazas, no más el hecho de jubilaciones de privilegio en personas  que tuvieron cargos administrativos, incluyendo rectores”.

Esta debe ser una oportunidad, respetando la autonomía en materia académica, debe entrar la UAN a un proceso de actualización y vinculación profesional con el estado y el país y aplicar el lema de “Por lo nuestro a lo Universal”, con el fin de que sea eje en el proceso de desarrollo de nuestro estado, mismo que no puede esperar más.

 

Comentarios