Repudian al “mosca muerta” Pepe Alvarado

*Ixtlenses no quieren que el presidente municipal privatice el alumbrado público.

El pueblo de Ixtlán del Río repudia que el alcalde Pepe Alvarado y los regidores del PRI pretendan privatizar el alumbrado público al entregarlo a una empresa llamada IUSA Medición, SA de CV.
De acuerdo con las expresiones vertidas en la página de Facebook de este diario, la mayoría de los ixtlenses se opone a que el ayuntamiento se endeude por más de 13 millones de pesos y pague por ese préstamo más de 54 millones de pesos en diez años por la voracidad del presidente municipal Pepe Alvarado, la secretaria del ayuntamiento María Isabel Villalobos y la síndico María Cristina Muro García, quienes son los más interesados en firmar el contrato con la empresa mencionada, presuntamente a cambio de recibir una millonaria “mochada”, esto es, como “bono” porque convencieron a los regidores, quienes ya aprobaron la “corrección” de un acta de cabildo para aprobar el endeudamiento con Banobras, aceptando también que esos más de 13 millones de pesos sean entregados a la empresa IUSA Medición SA de CV para el cambio de las lámparas actuales por lámpara led.
Una fuente extraoficial del ayuntamiento dijo que a solicitud del “mosca muerta” Pepe Alvarado y los regidores del PRI, el Congreso del Estado también autorizó un techo de deuda adicional por un millón 200 mil pesos “para garantizar el pago de una o dos mensualidades” cuando el ayuntamiento no tenga liquidez, esto es, cuando no tenga fondos en caja o en cuentas bancarias.
“No es posible que el ayuntamiento solicite un crédito de 13 millones a Banobras para que ese dinero lo administre una empresa particular y luego tengamos que pagar 54 millones de pesos durante diez años, sin contar los intereses y recargos. Es un trato muy perjudicial para Ixtlán del Río, sobretodo ahora que acaban de subir las tasas de interés bancarias, autorizadas por el Banco de México”, comentó un comerciante del centro de la ciudad.
El dirigente social, ex diputado local y eventual candidato a gobernador por el Partido del Trabajo (PT), José Luis Sánchez, dijo que “no necesitamos más presión a las finanzas municipales. De por sí ahorita no hay dinero suficiente para cubrir los compromisos existentes, imagínense qué va a pasar cuando la empresa del alumbrado público esté cobrando las mensualidades, y que Banobras también exija los abonos a la deuda. Por supuesto que al mediocre alcalde y a los voraces regidores del PRI no les importa, porque a ellos sólo les interesa cobrar sus jugosas quincenas y saquear al municipio, pero al pueblo de Ixtlán sí le importa porque al quedarse sin recursos el ayuntamiento, se acaban las posibilidades de apoyar la creación de empleos, de crear más infraestructura urbana, de proporcionar mejores servicios, de fomentar la educación, el deporte y la salud. Esta administración de Pepe Alvarado está dejando mucho qué desear y si firma contrato con la empresa IUSA estará comprometiendo grandes recursos de los futuros ayuntamientos, lo cual no se debe permitir”.
Cabe mencionar que al interior del propio gobierno municipal existen funcionarios que se oponen a la privatización del alumbrado público y han aconsejado al alcalde cancelar el proyecto, por inútil y costoso, sin embargo, Pepa Alvarado quiere firmar para recibir el millonario “moche” que le ofrecieron, y del cual supuestamente ya le dieron una parte, con la que presuntamente adquirió lujosos vehículos y casas.

Comentarios