Columna La Guillotina – TRANSPORTISTAS ABUSIVOS

Nayarit está padeciendo una severa crisis económica que a todos los ciudadanos nos tiene con el “Jesús en la boca”. No hay dinero ni para satisfacer las necesidades básicas de nuestras familias. Miles de familias viven apenas con una comida al día y todos somos testigos de cómo estas personas tratan de sobrevivir con 700 pesos a la semana que es lo que paga la empresa “sumitomo” a sus trabajadores y que es lo único que ha podido generar como fuente de empleo el gobierno del estado mediante convenios ventajosos con empresas extranjeras que explotan a los nuestros.

Por el contrario, nuestra clase política goza de cabal salud financiera y nos presumen a cada rato las riquezas que han adquirido “con el sudor de su frente” en los pocos años que llevan como políticos y todo gracias a la complicidad de las entidades fiscalizadoras de los recursos públicos que guardan silencio ante tan indignante conducta “delictiva”.

Pese a la falta de empleos bien remunerados y al salario tan bajo que pagan las empresas instaladas en nuestro territorio, los dueños del transporte público preparan una “puñalada trapera” en contra del más jodido (“de los pobres”) que somos el 80% de la población en Nayarit. Ya que, pese a que jamás cumplieron con su compromiso de mejorar el servicio del transporte público al adquirir unidades nueva, capacitando a los choferes para dar un mejor trato al usuario, cubrir completas las rutas y el horario asignado; están a punto de subir la tarifa de 6 a 10 pesos con el consentimiento de las autoridades estatales.

Maestros, estudiantes, campesinos, periodistas, amas de casas, todos hemos sido víctimas de esta clase de sujetos que controlan el servicio público de transporte en nuestro estado, pese a todo no hay una autoridad alguna que los meta en cintura y estos siguen haciendo lo mismo y hasta se burlan de los que por necesidad tenemos la desgracia de viajar por estas peceras de la muerte y cantina rodantes.

Algunos abusos cometidos por los transportistas de este estado y que ningún motivo debemos olvidar los nayaritas, son los siguientes:

1.- De manera unilateral y aprovechando el periodo vacacional, los voraces enemigos del pueblo aumentaron en diciembre del 2009, el costo del pasaje en un 50%. Ya que el costo en ese entonces era de 4 pesos y el domingo 27 amaneció a 6 pesos. Y ahora se espera que en diciembre de este año la tarifa de los camiones se incremente hasta en 10 pesos.

La jugada de aquel entonces fue aprovechar la ausencia de autoridades y de estudiantes para implementar dicho abuso.

2.- En caso de que los concesionarios del transporte público no logren sus “enfermizas intenciones” son capaces de paralizar a toda la ciudad realizando bloqueos y paros durante el tiempo que así lo consideren pertinente, tal como sucedió en el 2009.

3.- Pese a existir, al momento en que se les autorizó el incremento del 50% a la tarifa del transporte público, un compromiso con los concesionarios de renovar el parque vehicular, mejorar la atención al usuario por parte de los conductores, cumplir con el horario y el recorrido de las rutas todos los días de la semana, estos no se cumplieron y vemos como con total impunidad siguen haciendo de las suyas sin que nadie les diga nada.

No han cumplido con el gobierno, mucho menos con los ciudadanos, pese a eso sí cobran el pasaje como si fueran camiones de lujos, o de la línea “premier” como decía el exsecretario general de gobierno Pepe Espinoza.

4.- Los choferes de las combis son los que más han incurrido en la desobediencia de la Ley de Transito, ya que se rehúsan a recibir la credencial de estudiantes y cuando ven que alguno de ellos les hace la parada, se hacen los disimulados y pasan de largo para no levantarlos.

En los camiones pasa lo mismo, los choferes no se detienen cuando un anciano o un estudiante les hacen la parada, ya que no quieren cobrarles solamente la mitad del pasaje.

Esperemos que para este año, donde se corre la voz que ya hay un acuerdo para incrementar la tarifa del transporte público, esto no sea cierto, ya que los concesionarios del transporte público no han cumplido con lo que se comprometieron y solamente se han burlado del ciudadano y de las autoridades.

Mi correo: guillotinakora@hotmail.com.mx

Comentarios