Confirma el OFS raterías de Licho Monroy en Compostela

Compostela, Nay.- Según los resultados oficiales que arrojó la auditoria que realizó el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) del ejercicio fiscal 2015, se han confirmado las raterías de la señora priísta Alicia Monroy Lizola, quien con esto se convierte en la rata más grande de toda la historia del municipio de Compostela, pues tan solo en doce meses, le hicieron 91 observaciones por el pésimo manejo del dinero público.
Con ello, la señora Alicia Monroy Lizola ocupa el nada honroso primer lugar de observaciones que emitiera el Órgano Superior de Fiscalización (OFS), dirigido por Roy Rubio Salazar, quien publicó en la página de internet de esta dependencia los resultados de la auditoría realizada a la administración priísta en Compostela, que, incluso, salió peor que la del mediocre alcalde del PAN y PRD, Leopoldo Domínguez González, quien tuvo apenas 61 observaciones por el manejo de los recursos públicos.
Según los datos dados a conocer por el OFS, en total son 30 millones 661 mil 960 pesos los que se le exigen a la presidenta Licho Monroy Lizola, que sean reintegrados de inmediato a las arcas del ayuntamiento por la vía del procedimiento resarcitorio. De esta cantidad, 27 millones 530 mil 26 pesos corresponden a la auditoria de Gestión Financiera y otros 3 millones 131 mil 934 pesos fueron desviados de obras públicas, de los diferentes fondos federales en contubernio con las constructoras allegadas a su familia.
Cabe destacar que son 22 procedimientos resarcitorios que van desde la cantidad de 2 mil 897 pesos, hasta los 7 millones 157 mil 325 pesos, ésta última en confabulación con su tesorero Javier Trejo Peña y el jefe de recursos humanos, Bulmaro González González.
Es de aclarar que estos desvíos de recursos que sustentó oficialmente el OFS son única y exclusivamente del ejercicio fiscal del 2015, es decir, que solo competen a la administración y manejo de recursos de la actual administración porque, seguramente, como es su costumbre, la alcaldesa Alicia Monroy tratará de desviar la atención y opinión publica echándole la culpa a su antecesor, el también ratero panista Pablo Pimienta Márquez.
Estos afectaciones al erario contrastan con la gran necesidad que existe en todo el municipio de Compostela en donde falta mucho apoyo a la gente más humilde y necesitada, como apoyos al campo, alimentos, vivienda, obras, becas y otros apoyos como para las madres solteras, rubros en los que con la llegada de la familia real han sido desatendidos mientras que, seguramente, todo ese dinero fue a parar a las cabañas que siguen construyendo a la salida de la cabecera municipal, a sus empacadoras o abultadas cuentas bancarias.

Comentarios