Tenemos que frenar el derroche de recursos públicos: Raúl Mejía

*El dinero de programas sociales no debe usarse con fines electorales.

 

“Son tiempos de austeridad, el gobierno debe poner el ejemplo y evitar el derroche y desvío de recursos públicos” declaró Raúl Mejía, Presidente Nacional de la Liga de Economistas Revolucionarios. Afirmó  que para el 2017, el  presupuesto es muy austero: “nos estábamos acostumbrando a ser derrochadores y asignar recursos donde no se necesitan, ahora tenemos que equilibrar las finanzas públicas y ser racionales, austeros y efectivos para ejercer el gasto. Tenemos que enfrentar la crisis con un cambio de cultura en el gasto. En todos los niveles de gobierno tienen que vigilarse y evaluarse resultados de las dependencias. Son tiempos de gastar menos e invertir mejor”.

Así mismo, Raúl Mejía enfatizó que se tiene que evitar que el presupuesto de programas sociales se utilice con fines electorales: “debe vigilarse  con lupa el presupuesto de los programas sociales, cuidar que se cumplan los objetivos de dichos programas para que el recurso llegue a los destinatarios, que no se usen los programas sociales con fines electoreros. Viene un año electoral y tenemos que estar atentos para  que no se utilicen los recursos públicos en favor de ningún candidato o candidata, eso no lo debemos permitir. Tenemos la obligación de denunciar si eso ocurre”.

Expresó que los programas sociales como 65+ y PROSPERA deben continuar, porque ayudan a sectores vulnerables de la población: “esos programas sociales son igualadores y ayudan que no aumente la pobreza. No podemos permitir que aumente la pobreza en nuestro país”. Así mismo dijo que se debe cuidar hasta el último centavo del presupuesto  destinado a salud y educación que son renglones prioritarios, y cumplir  la inversión en el plan de infraestructura para generar empleos. Finalmente señaló que los gobiernos federal, estatal y municipal, deben ser cuidadosos y ordenados en sus gastos, evitar el desvío de recursos y vigilar que todo aquél que cobre un sueldo, lo desquite.

 

 

Comentarios