Columna CONJETURAS – Poca pólvora para quemarla en infiernitos

 

La buena nueva la dio esta semana el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de nuestra entidad cuando retiró de los tribunales electorales jurisdiccionales las impugnaciones por graves irregularidades que se cometieron durante el pasado proceso electivo a gobernador del Estado y que ponía en duda la certeza de los resultados de la jornada electiva.

En hora buena que los dirigentes estatales priístas regresaron a la cordura y reconocieron que carecen de las pruebas suficientes para revertir la voluntad expresada contundentemente en las urnas. Ganan más aceptando que no hicieron bien su chamba en el gobierno que buscar chivos expiatorios.

Pienso que más que buscar culpas en sus adversarios que provocaron su derrota electoral ahora más que nunca es necesario mirar con ojo crítico al interior de esa institución política. Es evidente su crisis interna a consecuencia de su disputa entre sus liderazgos, unos que se aferran a conservar sus cuotas de poder a la vieja escuela priísta y otros en generar cambios de conductas partidarias de acuerdo a los nuevos tiempos en el que la competencia electoral es más competitiva y a los gobiernos los electores les pasan factura en cada proceso electivo…

¿Qué pasa en MORENA?-Nadie podrá dudar que  MORENA obtuvo un buen resultado electoral en los pasados comicios del 4 de junio.

Como partido que compitió por primera vez ganó más de 63 mil votos, casi el 12% de la total emitida suficiente para gobernar al municipio de la Yesca y la integración de un bancada en la próxima Legislatura de 3 diputados, uno de mayoría relativa y dos de representación proporcional y en la geografía política estatal ocupará la tercera fuerza política desplazando hasta el cuarto lugar al legendario PRD. Esto no es un dato menor. Hoy por hoy MORENA es el primer partido de izquierda en el país.

No obstante este nutritivo triunfo electoral de MORENA en Nayarit en el interior de ese partido hay voces discordantes que poco abonan a su unidad interna.

Por un lado escuchamos al presidente del consejo político Nayar Mayorquín llamando a una especie de cacería de brujas en contra de candidatos externos que hicieron un mal trabajo durante la campaña electoral pasada e incluso que hasta aseguró que algunos de ellos habían  para el ex fiscal Edgar Veytia, hoy detenido en un reclusorio de Estados Unidos; y en otro carril al líder del comité directivo estatal Daniel Carrillo Arce quien llamó a que se realice una valoración del trabajo de todos los candidatos que compitieron en el pasado proceso electoral y a partir de este diagnóstico los próximos candidatos a diputados federales y senadores de la república sean designados con lupa y por los cauces institucionales de ese partido.

Nos da la impresión que ambos personajes están más preocupados en las elecciones presidenciales del 2018 y en sus respectivos corazoncitos por una curul al Congreso de la Unión que en la agenda política que deberá implementar MORENA; sobre todo en el Congreso del Estado con el objetivo de promover desde esa tribuna popular temas medulares que enarboló el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero en su calidad de candidato a gobernador del estado.

Tan andan en otro mundo que no se habían dado cuenta que su representante ante el Instituto Estatal Electoral había interpuesto un supuesto recurso de nulidad de la elección a gobernador.

En cuanto a la posición del Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero en torno a estos temas los desconocemos. Se volvió ojo de hormiga. Se ignora si continuará activo en el proyecto de MORENA como aliado o como militante. Esperemos que antes de la instalación de la XXXII Legislatura en agosto próximo haya una definición del Dr. Navarro Quintero y de su organización civil “Juntos por Nayarit” y una clara estrategia política de MORENA ante el gobierno aliancista que encabezará Antonio Echevarría García…

¿UBER competencia desleal?-Ayer los afiliados a la empresa privada trasnacional de transporte público urbano UBER entró al mercado de la competencia de ese servicio en Bahía de Banderas y en Tepic.

Este servicio de aplicación móvil provocó el enojo de miles de taxistas afiliados a diversas organizaciones porque competirán en condiciones no equitativas puesto que son particulares que carecen de placas de servicio público, no pagan concesiones y otras obligaciones fiscales con el gobierno, no hay piso parejo para todos dicen.

Ante toda esta incertidumbre es extraño que el consejo técnico del transporte público y el director de Tránsito del Estado Ricardo Fonseca no fijen su posición respecto a sí es legal o no la incursión de UBER en Nayarit o bajo que reglas operará.

No creo que una empresa privada trasnacional como UBER se atreva a operar en la ilegalidad. Aquí hay gato encerrado. Pareciera que hay interesados que todo quede en bola de humo por cuestiones económicas…

Estimado lector: si deseas consultar u opinar sobre los temas de esta columna visítanos en nuestra página http://conjeturas-cruzangulo.blogspot.com/

Comentarios