Columna LA GUILLOTINA – DESERCIÓN ESCOLAR

 

La deserción escolar es uno de los grandes problemas que tenemos en nuestro país, ya que cada día son más los que abandonan sus estudios por diversos factores que el gobierno no ha tomado en cuenta y al no tomar en cuenta este serio problema, no lleva a cabo acciones para disminuir dicho fenómeno social.

¿Qué pasa con un joven que decide no seguir estudiando si en nuestro estado no existen fuentes de empleos bien remunerados?

¿Qué pasa con los jóvenes que hacen un esfuerzo titánico para terminar su preparatoria y luego las universidades públicas les niegan la posibilidad de continuar con su preparación?

“El problema más grande en nuestro país, a nivel educativo, es la deserción escolar, que comprende a todos los alumnos que dejan de asistir a la escuela, o bien, no son contemplados por el sistema educativo”.

“Este problema es muy grave, ya que aumenta los índices de desempleo y acerca más a los jóvenes a las filas del crimen organizado”.

“Hay estudios que demuestran una relación directa entre el aumento de criminalidad en una entidad y las cifras de deserción escolar”. Y eso es lo que a mí me preocupa, que en Nayarit el índice delictivo prácticamente se ha duplicado.

No estamos hablando solamente de las balaceras, desaparición de personas, tráfico de drogas y otras actividades relacionadas con el crimen organizado; estamos hablando de que también han incrementado de manera sobresaliente los robos del fueron común, como lo son el robo a casa-habitación, el robo de vehículos, homicidios, lesiones, etc. Delitos cometidos en su mayoría por adolescentes y jóvenes que debería estar en la escuela y no en la calle por falta de una oportunidad para salir adelante.

“Entre las situaciones que alimentan este problema social, se encuentra la falta de oferta educativa, sobre todo en niveles superiores, la escasez de escuelas en zonas indígenas, inasistencia de los niños y menores a la escuela porque tienen que ayudar a sus padres en la economía familiar”.

“Entre las razones por la que los alumnos de bachillerato deciden no regresar a la escuela son:

1.- Expulsión, debido, a la mayoría de los casos, por indisciplina.

2.- Reprobación, ya que los contenidos de las asignaturas no son de su interés o no los considera importantes para su vida.

3.- Violencia familiar, eligen abandonar su casa por la violencia que viven y migrar a otro lado, dejando así los estudios.

4.- Decisión personal, decide dejar los estudios y dedicarse por completo a trabajar o ser ama de casa, en caso que vivan con una persona.

5.- Embarazo, uno de cada seis partos es de una joven entre 15 y 19 años. Chiapas y el Estado de México son los estados con mayor índice de embarazo juvenil.

Por eso es importante que reflexionemos en esta grave problemática que nos pone en jaque como estado y concluimos con lo siguiente:

“La falta de estudios en una persona, incrementa las posibilidades de pobreza y marginación social, además del costo económico que tiene para el país, pues más de un millón de alumnos de todos los niveles deja la escuela en el último año y esto conlleva un gasto de 35 mil millones de pesos, aproximadamente”.

Veremos cómo reacciona ante esta problemática el gobierno de Antonio Echeverría García.

Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

Comentarios