Falló la reforma energética del PRIAN, reitera López Obrador

Con dureza, Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Gobierno encabezado por Peña Nieto engañó a los mexicanos con la reforma energética y su campaña para entregar bloques del territorio nacional a la exploración, a la perforación de los pozos a compañías nacionales y extranjeras. “Decían de que iba a llegar la inversión extranjera a México, que se iba a reactivar la economía, que se iba a producir más petróleo. Ha trascurrido el tiempo y esto no se ha dado, al contrario”.

Alertó que se prometió una producción de 2 millones 800,000 barriles diarios para este año, ” y la producción actual es de 1 millón 800,000 barriles diarios, y no se está trabajando en exploración ni perforación, está en total abandonó la industria petrolera; nosotros vamos a intervenir de inmediato”, comentó.

El gobierno prometió que no se cometerían “actos arbitrarios”, pero que en su gobierno se suspenderían las rondas de licitación y revisaría -uno a uno- los contratos. “Uno por uno se van a someter a un análisis para ver si cumplen con los requisitos legales y para que además, no sean contratos producto de la corrupción, que no sean contratos manchados por la corrupción”.

Implacable, a pesar de los esfuerzos dentro de su equipo económico, Andrés Manuel López Obrador persiste en la posibilidad de no continuar con la reforma energética y dice que de ganar, pedirá al Presidente Enrique Peña Nieto parar la privatización del petróleo y la industria energética.

Este domingo 18 de marzo, en el marco de la conmemoración de la expropiación petrolera, en el cual el candidato de Morena hizo guardia junto a la de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, volvió a endurecer sus argumentos sobre la actual política energética. “No queremos otro Odebrecht”, advirtió.

Y es que el político tabasqueño insistió de nueva cuenta que habrá de poner a revisión los contratos adquiridos en esta administración para determinar si no provienen de la corrupción. “No queremos esas sorpresas que han resultado un escándalo por corrupción a nivel mundial”.

Explicó que de ganar la presidencia en julio, “se va insistir en que se detenga ya la entrega de los contratos para que las empresas de los particulares exploten el petrolero de nuestro país, sobre todo voy a pedirle que ya se detenga la entrega de la costas de Yucatán y Quintana Roo, porque se trata de las regiones turísticas más importantes del país”.

“Nosotros hacemos el compromiso de rescatar la industria petrolera y eléctrica”, dijo el candidato, justo a unos días de que el presidente Enrique Peña Nieto se metiera de nuevo en el tema electoral, sacando a flote precisamente el tema de la reforma y advirtiendo que en julio, habrán dos opciones sobre la mesa: “aquella que va por un modelo de apertura o la cancelación de la reforma”, postura que tuvo inmediata respuesta del tabasqueño, criticando que había faltado a su promesa de no intervención.

Comentarios