Gente que vive en pueblos y áreas rurales es más feliz: estudio

 

La naturaleza y los espacios abiertos parecen incidir en la felicidad de la gente, de acuerdo a una nueva investigación.

 

Vivir con espacios abiertos y la naturaleza al lado aumenta la sensación de bienestar, de acuerdo a una investigación conjunta de la Escuela de Economía de Vancouver y la Universidad de McGill.

La investigación, hecha entre 400 mil personas en más de mil 200 comunidades, encontró que la vida es “significativamente menos feliz” en áreas urbanas.

Por ejemplo, la investigación encontró que zonas densamente pobladas de Canadá como Toronto aparecen como “islas” de baja felicidad comparadas con “mares de satisfacción” en las zonas más rurales.

Entre las causas de esta felicidad mayor se encuentra la menor cantidad de personas, menores tiempos de traslado y, desgraciadamente, menor número de extranjeros.

Además, estas pequeñas comunidades tienen más sentimiento de “pertenencia” a su región, lo cual incrementa la felicidad en estos casos.

Comentarios