Columna CONJETURAS – Llegó la hora de respetar la voluntad popular

Uf! Por fin concluyeron las mediocres y aburridas campañas electorales. Por mandato de ley ningún candidato a un puesto de elección popular o partido político podrá hacer proselitismo electoral a partir de este jueves.

Los cuatro candidatos presidenciales, el priístas José Antonio Meade, el panista Ricardo Anaya, el de Morena Andrés Manuel López Obrador y el independiente Jaime Rodríguez “El Bronco” concluyeron sus campañas en las entidades en donde disponen de una mayor presencia política electoral, esto es, en Coahuila, Guanajuato, en la capital de la república y en Monterrey, Nuevo León, respectivamente.

Los dos primeros que hoy se disputan el segundo lugar en las preferencias de los electores fueron obsesionadamente reiterativos en sus arengas de cierre de campaña al señalar que el adversario a vencer es López Obrador porque representa un regreso al pasado.

Por tal razón José Antonio Meade de la alianza “Todos por México” (PRI-PVEM-PANAL) llamó a la mayoría silenciosa que no contestó a las encuestas a que se manifiesten con el voto a su favor en las urnas.

El panista de la alianza “Por México al Frente” (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) descalificó los resultados de todas las encuestas porque asegura fueron pagadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto. A su vez tronó contra el presidente de la república al que  hizo responsable de utilizar a la PGR para degradar malévolamente su integridad moral y política.

Al final de su discurso ante sus más de 15 mil simpatizantes reunidos en una plaza de la Ciudad de Guanajuato Ricardo Anaya llamó a ejercer el voto útil porque es él y no Meade el que está en la posibilidad de ganar al político tabasqueño de Morena.

El “Bronco” en su peculiar estilo populachero cerró campaña por el ciberespacio del que se considera ducho en la materia digital. A falta de musculo político nacional presumió su novedoso esqueleto cibernético. Como candidato presidencial independiente fue un fiasco…

La otra cara del “peje”.-Ante una multitud de seguidores calculada en más de 80 mil todos ellos congregados en la tarde noche de éste pasado miércoles en el Estadio Azteca de la Ciudad de México López Obrador –como si ya fuera electo presidente de México- resumió sus principales compromisos de su gobierno; a saber: recuperar la paz y seguridad pública en todo el país; reactivar la economía nacional promoviendo la inversión  pública y privada; incrementar salarios; mejorar los servicios de educación, salud, infraestructura terrestre regional y continuar con los programas sociales. ¿Cómo? Combatiendo la corrupción pública y privada aplicando la justicia sin venganza o revanchismo político, sancionar con severidad a los que se roban el erario público, terminar con el tráfico de influencias a la sombra del poder público; austeridad republicana de todos los servidores públicos iniciando por el presidente de la república el que sería procesado penalmente en caso de incurrir en actos de corrupción o ejercicio indebido del poder; es más a la mitad del sexenio el pueblo por medio de una consulta nacional podrá revocar o ratificar su mandato.

Empero este ambicioso proyecto de gobierno enunciado por éste histórico luchador social primero deberá ganar contundentemente en las urnas el 01 de julio, enseguida conocer si la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-Encuentro Social) logrará ganar la mayoría simple y calificada en el Congreso de la Unión.

Despejado esta incógnita una vez que tome posesión del cargo o antes conocer a ciencia cierta quienes serán los integrantes de su gabinete económico, de seguridad interna y de relaciones exteriores nombramientos de relevancia para enviar buenas señales a los mercados internacionales y a los grandes inversionistas empresariales nacionales y extranjeros.

Finalmente asumir con humildad republicana su papel de estadista y tender puentes de comunicación y de coordinación política con todos los partidos políticos, sindicatos, cámaras empresariales, organizaciones de la sociedad civil, gobernadores de los 32 estados de la república y sus congresos locales.

Uno se pregunta ¿Sí López Obrador de ser electo presidente de la república estará a la altura de realizar lo que pareciera una utopía religiosa?..

Grietas en dos coaliciones.-Cayó como un balde de agua fría en el campamento de campaña de Ricardo Anaya una carta a la opinión pública nacional firmada por siete  gobernadores panistas los que manifiestan su decisión de estar abierto a un diálogo permanente  con aquel candidato que sea electo nuevo presidente de México. Duro revés para Anaya al cuarto para las doce. El gobernador de Nayarit continúa siendo lealmente anayista.

En el PRD las cosas van de mal en peor. Dos de sus corrientes internas “Nuevo Sol” lidereada por la ex comunista  Amalia García y la corriente izquierda democrática nacional dirigida por el Profr. Alejandro Sánchez Camacho en días pasados anunciaron su renuncia al PRD e integrarse al proyecto político de Morena. Se van quedando solos los “chuchos” y los “galileos”.

El Partido Nueva Alianza (PANAL) integrante de la coalición que encabeza el priísta Meade éste pasado miércoles fue desconocida la Sra. Purificación Carpinteyro “ladyMatrix” como candidata del partido Nueva Alianza a Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Carpinteyro fue acusada de traidora por haber solicitado públicamente el voto a favor de Alejandra Barrales del PRD.

No cabe duda que todo lo podrido cae por su propio peso…

Estimado lector: si deseas consultar  sobre los temas de esta columna visítanos en nuestra página http://conjeturas-cruzangulo.blogspot.com/

Comentarios