Columna LA GUILLOTINA, del Lic. Javier Durán – ¿CRISIS GUBERNAMENTAL O INGOBERNABILIDAD?

Por donde quiera se escuchan voces de reclamos contra el mandato del gobernador Antonio Echevarría García.

En reuniones sociales, en el transporte público, en los hogares, en donde usted me diga, la plática va en el mismo sentido: ¿tenemos gobernador?

Y es que, a 10 meses del gobierno del cambio, el gobernador no ha logrado cumplir las promesas que provocó el voto masivo de las nayaritas por él.

Con la esperanza de que “Toñito” metiera a la cárcel a los funcionarios del sexenio de Roberto Sandoval que nos “robaron” a manos llenas, la sociedad se volcó a su favor y llevó al triunfo a los candidatos de esa alianza.

Sin embargo, todo sigue igual. No hay nadie en la cárcel, nadie ha regresado un solo peso de lo que se robó. ¿Cuánto tiempo se ocupa para integrar una buena carpeta de investigación y meter a la cárcel a esos delincuentes que nos gobernaron el sexenio pasado?

Otra cosa que se le reclama al gobernador, es la nula inversión en obras públicas. Hasta el día de hoy, este gobierno solamente se ha inaugurado o se ha estado trabajando en obras iniciadas en el sexenio anterior. Obras como el puente atirantado y el mercado Morelos, se gestionaron en el sexenio de Roberto Sandoval y son las obras que se han inaugurado o en las que se continúan trabajando, pero de ahí en fuera, nada.

Para no seguir mencionando tantas cosas que están mal y que no se han podido remediar en lo que va de la presente administración, comentaremos algunas cuestiones que nosotros consideramos como señales de una crisis en el gobierno de “Toñito” y que pueden derivar en una ingobernabilidad que podrían en riesgo su de por sí, corto mandato constitucional:

1.- El hecho de que Gloria Núñez se haya rebelado contra su propio síndico y contra el mismo gobernador del estado, al proponer y lograr con su mayoría de regidores, separar de sus funciones a Pepe Ocegueda.

Y esto se torna más grave, porque la alcaldesa de Compostela surge de la misma alianza por la que ganó el gobernador Antonio Echevarría García, es decir, PAN, PRD y PT. Por lo que el gobernador no tiene enemigos políticos en otros partidos (PRI, MORENA, etc.), sus peores enemigos los tiene en casa.

2.- En abril de este año, el Presidente Municipal de Santiago Ixcuintla, Rodrigo Ramírez y su bola de zánganos regidores, incluido el síndico, acordaron legalmente pagarse una suma de 40 mil pesos mensuales (regidores), 47 mil para el síndico y 60 mil para el alcalde. Sin que el Secretario General de Gobierno o el propio gobernador hayan llamado a cuentas al alcalde que ganó bajo el amparo y por la ola que provocó el joven y exitoso empresario del grupo Álica.

3.- La mordedura de la araña violinista a un niño de apenas 10 meses (Kevin), en el municipio de Acaponeta, pone al descubierto lo que todos sabemos: el secretario de salud Víctor Quiroga no ha podido poner orden en los Servicios de Salud de Nayarit, y deja muy mal al gobernador del estado que tiene que salir a defender a su secretario publicando unas fotos de camionetas en mal estado que les dejó la administración anterior y también anuncia que le ha cambiado el rostro a las clínicas de salud, porque las pintó del color oficial de su gobierno (gris). Una vez más, el gobernador sale raspado. Ya que se perdieron horas muy importantes para atender a este pequeño y evidenció lo que todos sabíamos: en el sector salud no hay medicamentos ni capacidad para resolver los serios problemas que vienen arrastrando desde hace tiempo.

4.- Seguimos inmersos en una severa crisis de seguridad pública. Continuamos con el Jesús en la boca porque no sabemos a qué hora seremos testigos de algún enfrentamiento entre delincuentes o víctimas de los rateros que día a día se han incrementado.

Siguen las balaceras, los levantones y los altos índices de violencia que en 10 meses esperábamos se solucionaran o por lo menos disminuyeran.

El Secretario de Seguridad Pública, Javier Herrera Valles no ha podido encontrar la estrategia para solucionar estos problemas y las cosas se complican más por la falta de recursos económicos.

Un ejemplo de la falta de apoyo económico del gobierno del estado a la Secretaría de Seguridad Pública, es la publicación que hizo en la mañana el prestigiado abogado y analista político Rogelio Zuñiga en su muro de Facebook: “Los instructores colombianos que fueron contratados por el consejo estatal de seguridad pública para capacitar a 42 agentes policiacos en Nayarit abandonaron el programa por falta de pago. El curso inicialmente tendría una duración de tres meses y era una condición para la certificación que exige el nuevo sistema de justicia penal. Otra vez la burra al trigo”

Por todas estas cosas y muchas más, es que comentábamos en un programa de radio con varios periodistas, que hace falta que alguien le apoye al gobernador.

Se nota el interés que él tiene por hacer las cosas bien, pero el Secretario General de Gobierno tiene que ayudarle. Tiene que prevenir el surgimiento de problemáticas que demuestren debilidad del mandatario (como el caso de la sublevación de la alcaldesa de Compostela, Gloria Núñez), y evitar a toda costa a que estos salgan a la luz pública.

Hay que “imponer” la autoridad en casos tan serios como los de Compostela y Santiago, no es posible que la senadora electa se esté saliendo con la suya y nadie sea capaz de ponerle un alto.

El secretario general de gobierno, Jorge Aníbal Montenegro Ibarra, debe actuar de inmediato y utilizar los mecanismos de control que tiene a su disposición para que no se note que hay ingobernabilidad.

Ahí tenemos la acción del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, que sin tener todavía el poder (pues no ha tomado protesta como presidente), convocó a todos los gobernadores a una reunión y todos se presentaron (excepto el de Nuevo León).

Confíanos en que estos problemas se resuelvan muy pronto y que haya gobernabilidad en Nayarit. A todos nos conviene que así sea.

Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

 

Comentarios