Monsanto debe pagar 289 mdd a víctima de herbicida en EU

Un jurado de California declaró responsable a Monsanto en una demanda presentada por un hombre que alega que los herbicidas con base en glifosato de la compañía, incluido Roundup, le causaron cáncer, y ordenó a la empresa pagarle 289 millones de dólares por daños y perjuicios.

El caso de Dewayne Johnson es la primera demanda con el argumento de que el glifosato provoca cáncer que llega a juicio. Monsanto, una unidad de Bayer AG, enfrenta más de 5 mil procesos similares en todo Estados Unidos.

El caso de Johnson, presentado en 2016, fue acelerado debido a la gravedad de su linfoma no Hodgkin, un cáncer del sistema linfático que, según alega, fue causado por Roundup y Ranger Pro, otro herbicida de glifosato de Monsanto.

Como ex gerente de control de plagas de un sistema escolar del condado de California, aplicó el herbicida hasta 30 veces al año. Johnson, de 46 años, fue diagnosticado con el mal en 2014 y sus médicos dijeron que es poco probable que viva más allá de 2020.

El jurado del tribunal superior de San Francisco deliberó durante tres días antes de fallar que Monsanto omitió advertir a Johnson y otros consumidores sobre los riesgos de contraer cáncer por utilizar sus herbicidas. Otorgó 39 millones de dólares en compensaciones y 250 millones más en daños punitivos.

Monsanto niega que el glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, cause cáncer y señala que décadas de estudios científicos han demostrado que el producto es seguro para el uso humano. Añadió que apelará del fallo.

Bayer, el gigante químico alemán (que adquirió Monsanto en junio, el mayor productor de semillas transgénicas, por unos 63 mil millones de dólares), se mostró molesto con el veredicto. El fallo contradice la evidencia científica de que no hay conexión entre el uso del glifosato y el linfoma no Hodgkin, indicó un portavoz de Bayer a la agencia Dpa.

Seguro y no cancerígeno

La empresa está convencida de que el glifosato es seguro y no cancerígeno, indicó.

Esto también ha sido confirmado por las evaluaciones de las autoridades reguladoras de todo el mundo y por décadas de experiencia práctica con la sustancia activa, agregó.

Pese a los estudios, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó el pesticida en 2015 de probablemente cancerígeno para las personas.

A pesar de que se trata de un caso en particular y no una demanda colectiva, la sentencia es importante tanto para Bayer como para Monsanto, pues se trata de la primera que se dicta y puede ser un indicativo de cómo serán los otros juicios.

Comentarios