Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera – Navarro Quintero y el priismo nayarita

.

Los que se asusten de la vida, mejor muéranse; todo mundo dice que López Obrador gana con los muchísimos votos que le aportó el PRI, desde abajo hasta la cúpula; y desde ahí surgieron voces al tenor de expulsar a los que votaron por AMLO y su fórmula a escala nacional. No están errados quienes aseguran que México sufragó por el regreso de un Estado protector y benefactor del pueblo; los panistas hablan del viejo molde que ellos pretendieron acabar con la ascensión de Fox y Calderón al poder político. El éxito rotundo de López Obrador fue ese, haberle llegado con su propuesta, a los miles de militantes y simpatizantes del tricolor, quienes sin pensarlo, votaron a ojos cerrados por MORENA; esos priistas que siempre han sido utilizados para que lleguen al poder sus propios verdugos, abrazaron una nueva aventura, conscientes de que más mal ya no podía irles. Pasó lo mismo en Nayarit, un  ex priista, candidato a Senador en alianza con MORENA, el Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero, obtiene casi 300 mil votos y como en el 2005, cuando fue candidato a gobernador de Nayarit, colabora para que AMLO gane la presidencia de la República otra vez. Se dice que Navarro también ganó la senaduría con los votos que le brindaron los militantes y simpatizantes del PRI, el único partido en el que Miguel Ángel ha militado. Es el partido de sus amores, el que en 2005 le dio la oportunidad de ser candidato a gobernador de Nayarit, donde perdió la consulta a la base contra la mafia del poder personificada en ese entonces por Ney González Sánchez, su propio compadre, mismo que se dio el lujo de ganar la elección constitucional, por medio de un gigantesco fraude cibernético. Por ello, en el partido que se está levantando poco a poco, no es descabellado pensar en que Miguel Ángel Navarro Quintero, pudiera regresar al PRI para sacarse primero la espina y hacerles justicia desde luego, a los militantes viejos y nuevos que siguen sin alcanzar los beneficios de la justicia social en los municipios que gobierna el partido de las mayorías. Cuando estén leyendo esta columna irreverente como su autor el poeta de Cucharas, se le van a echar encima al Dr. Navarro llamándolo político de todos los moles, pero si analizan con frialdad la propuesta, estarán de acuerdo conmigo que siendo Miguel Ángel Gobernador abanderado por el PRI, los últimos tres años de López Obrador serán los mejores para Nayarit. Con Ney gobernador casi desaparece la institución llamada PRI; con Roberto Sandoval que utiliza sus siglas para pedir el voto, es suplantado por Fuerza Nayarita, estructura que expulsa del tricolor a los viejos militantes, los cuales son sustituidos por jovencitos sin quehacer político alguno; y en la pasada elección, el comité nacional no permitió que sus candidatos contaran con recursos financieros para moverse sin problemas; escaseó la propaganda y la falta de coordinación entre los mandos, provocó la catástrofe. Miguel Ángel de nuevo en el PRI, para mi tiene lógica; nunca lo han querido los otros partidos, en los cuales ha sido candidato externo; con el PRD y cuando pensábamos que iría por MORENA, la dirigencia estatal lo veta y tuvo que registrarlo el Partido Encuentro Social, de donde es el suplente inhabilitado Daniel Sepúlveda Arcega. Tal vez sea inapropiado decir que en los otros partidos lo han pateado, pero nadie puede negar  que tenga los méritos suficientes para ocupar el cargo de secretario estatal de AMLO en lugar del tecualense achilangado Manuel Peraza, a quien después de 40 años de no venir a su tierra, le llega el amor y como los cucos, pone su huevo en el nido que empollaba el Dr. Navarro. No pasaría nada si AMLO deja de contar con un miembro del Senado donde cuenta con absoluta mayoría; si Navarro pide licencia que sería vista como renuncia porque ya dejó de tener suplente, la gente de Nayarit lo aprobaría, por la simple y sencilla razón de que salvo el Dr. Navarro, no existe otra persona tan enterada y empapada de la problemática local; Manuel Peraza es golondrino y aparte se presta al manejo fraudulento de Nayar Mayorquin, el cual se está manifestando como un perfecto  busca chambas. Sé que nada va a cambiar y quizás tampoco acepten que Navarro regrese al PRI, donde cuenta con miles de simpatizantes y amigos. Yo creo que si conviene, pero como siempre, la militancia dirá la última palabra…PALESTRAZO: hay que pedirle a Jehová el altísimo que regrese con bien Jorge Miramontes Plascencia, el Cokis, secuestrado ayer por gente desconocida; ex regidor del PRI, ex dirigente de la Unión Cañera de Puga, Cokis necesita tomar medicamentos controlados para ser gente normal; piden sus plagiarios equis cantidad y lo que se sabe es que no hay acuerdo.

Comentarios