La transformación será profunda, radical y pacífica: AMLO

.

Ciudad de México.- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el triunfo de Morena “fue tan contundente”, que México vive un momento estelar, aunque enseguida acotó: “¿Pero qué creen? Todavía no hay victoria final; la habrá cuando no haya corrupción, violencia, y se logre la reconciliación nacional”.

López Obrador presentó este mediodía al V Congreso extraordinario de Morena sus propuestas de austeridad y de gobierno, e invitó a ciudadanos y seguidores a acompañarlo la noche del 1 de diciembre al Zocalo, después de su toma de protesta. En su discurso sostuvo que la transformación será pacífica, pero profunda; ordenada, pero radical. “Vamos a arrancar de raíz al régimen de corrupción y privilegios”, definió.

En el parque de beisbol del deportivo Azcapotzalco, plantéo que el triunfo “parece todavía un sueño, pero obviamente es una bella realidad” y ponderó que el resultado se logró sin violencia.

“La desconfianza tiene que ver con la causa de fraudes electorales y el predominio de un régimen autoritario, con el arraigado criterio de que no había otro camino a la transformación que la vía armada, versión que se afianzó con la propaganda, difundida por los hombres del régimen, que sostenían aquello de que ‘a tiros llegamos y sólo a tiros nos iremos'”, agregó.

Comprometió que el triunfo electoral siempre será auténtico y distinto al que obtuvo el Partido Acción Nacional en 2000 con Vicente Fox.

“No vamos a decepcionar a nadie, como ha sucedido con movimientos que han creado grandes expectativas y se han desvanecido. Ni vamos a actuar como dirigentes que al llegar al poder se traicionan a sí mismos y a sus seguidores.

“En 2000 se apostó a la alternancia y todo terminó en una farsa dañina, porque en vez de cambiar al régimen se le restauró con la simulación que significó el PRIAN, para causar mayores estragos durante los últimos tres sexenios”, expuso.

También exigió a los dirigentes de Morena no caer en prácticas de otros partidos.

“Que no haya influyentismo, corrupción, amiguismo, sectarismo, nepotismo, ninguna de esas lacras de política. Se requieren los ideales, los principios, gente que esté dispuesta a heredar pobreza, pero no deshonra a sus hijos”, advirtió.

Expuso que en Morena no se acpetará la politiquería o que sus militantes se encaramen en cargos públicos sin un ideó o principios. “Que el pragmatismo no abrace ni destruya a Morena. Lo que mantuvo e hizo triunfar a Morena fueron los ideales, los principios, la congruencia y lo tenemos que mantener”, demandó.

En el primer congreso de Morena después del triunfo electoral, López Obrador resaltó que el 1o de julio se dio una lección de democracia política.

“Se impuso el ideal básico, pero certero, no lo complejo, lo rebuscado. Se hizo valer el sentido común, que muchas veces es el menos común, el juicio práctico. Y de manera sencilla se demostró la madurez cívica del pueblo. ¡Es un tengan para que aprendan!”, expresó.

Información y foto de La Jornada: http://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/08/19/cambio-profundo-y-en-paz-preve-lopez-obrador-432.html

Comentarios