Internet, más difícil de dejar que el sexo, las drogas y el alcohol

.

*Un estudio resalta que la dependencia al dispositivo móvil se ha incrementado, al grado de que el 72 por ciento aceptó haber hecho uso del celular mientas se encontraba en el inodoro

Un estudio realizado por una empresa proveedora de conectividad móvil, reveló que es más difícil renunciar al Wi-Fi que al sexo, drogas o alcohol.

La encuesta hecha por iPass a más de mil 700 personas, arrojó que el 27 por ciento le era imposible abandonar la conectividad Wi-Fi, mientras que el cinco por ciento dijo lo mismo del alcohol y el siete por ciento del tabaquismo.

En cuanto a qué les resultaría imposible o difícil abandonar, el Wi-fi superó al sexo con el 61 por ciento ante el 58 por ciento. Mientras que el siete por ciento admitió haber usado su teléfono móvil durante la práctica sexual.

Asimismo, el 23 por ciento de los encuestados prefirió tener Wi-Fi que bañarse, y el 19 por ciento puso a esta conectividad por encima del contacto humano.

El estudio indica que la dependencia al dispositivo móvil se ha incrementado, al grado de que el 72 por ciento aceptó haber hecho uso del celular mientras se encontraba en el inodoro y el 83 por ciento dijo que usa el teléfono inteligente desde la cama.

Ante la falta de conectividad Wi-Fi, el 62 por ciento dijo sentirse ansioso, mientras que el 38 por ciento respondió de manera negativa.

La empresa detalló en su página de Internet que la encuesta se realizó entre el 22 de septiembre y el 14 de octubre del año pasado y representa a los profesionales móviles de varios grupos de edad de América del Norte y Europa.

Según otro estudio, los jóvenes que pasan mayor tiempo en el celular son más infelices

Así mismo, se dio a conocer que otro estudio señala que los adolescentes que pasan más tiempo frente a los dispositivos de pantalla son “notablemente” más infelices que aquellos que invierten más tiempo en actividades.

Los adolescentes que pasan más tiempo en el celular son “notablemente” más infelices que los que invierten más tiempo en otras actividades, como el deporte o la lectura, según un estudio publicado en la revista especializada Emotion.

Twenge y sus colegas analizaron datos del estudio ‘Monitoring the Future’, una encuesta representativa de más de un millón de jóvenes estadounidenses de entre 15 y 18 años. En esta encuesta, se preguntaba a los jóvenes sobre la frecuencia de uso de sus teléfonos, tabletas y computadoras, así como preguntas sobre sus interacciones sociales y su nivel de felicidad general.

En promedio, encontraron que los adolescentes que pasaban más tiempo frente a los dispositivos de pantalla eran más infelices que aquellos que invirtieron más tiempo en actividades como deportes, lectura e interacción social cara a cara.

Sin embargo, la prohibición total de los dispositivos de pantalla tampoco conduce a la felicidad, ya que los adolescentes más felices usaban soportes digitales un poco menos de una hora por día. Después de ese punto (una hora diaria de tiempo enganchado a la pantalla), el nivel de infelicidad aumenta constantemente al mismo ritmo. “La clave del uso de los soportes digitales y la felicidad es el uso limitado”, dijo Twenge.

“El mayor cambio en la vida de los adolescentes entre 2012 y 2016 fue el aumento en la cantidad de tiempo que pasaron usando medios digitales, y la posterior disminución en las actividades sociales en persona y el sueño”, aseguró el científico.

Te podría interesar: Video: Abuelos de pequeño de cuatro años se divierten grabándolo mientras fuma cigarrillos

Entre sus conclusiones, los investigadores recomiendan a los jóvenes que en ningún caso se superen las dos horas de uso recreativo de soportes digitales y que aumenten la cantidad de tiempo que pasan viendo a sus amigos cara a cara y haciendo ejercicio, dos actividades relacionadas de manera confiable con una mayor felicidad.

Con información de Notimex, Excelsior y La Verdad

Comentarios