Exige PT poner alto al robo de gas, para que baje el precio

La dirigencia nacional del Partido del Trabajo (PT) exige a las autoridades federales y locales poner un alto al robo de gas LP, que se ha incrementado en los dos últimos años en diversos estados, delito que no sólo perjudica a Petróleos Mexicanos (Pemex) sino a la economía nacional.

“La personas que cometen este delito se aprovechan de la impunidad que prevalece en el país, lo que les ha permitido diversificar sus actividades delictivas, primero fue el robo de gasolina, un negocio muy lucrativo para ellos, y ahora se trata del gas LP, cuyo costo comercial ha subido e impacta directamente en los bolsillos de las familias mexicanas”, apuntó Alberto Anaya Gutiérrez, integrante de la Comisión Coordinadora Nacional del PT.

Consideró que el aumento de ese delito obedece a la falta de coordinación entre los gobiernos estatal y federal, así como a la ausencia de mecanismos efectivos de vigilancia.

Lamentó que esta situación agudice la inseguridad que permea a todo el país y ponga en riesgo la integridad del personal administrativo y operativo de las gaseras con el robo de sus unidades, al grado de que varias empresas han eliminado rutas de distribución y ello ha provocado el despido de trabajadores.

También, dijo, ese delito impacta directamente en la economía familiar, ya que las empresas absorben los costos del robo de sus unidades, y ese costo se refleja a su vez en el precio final al consumidor.

Anaya Gutiérrez recordó que Pemex pierde más de 700 millones de pesos al mes por concepto de saqueo y robo de gas, y a esto se le tienen que sumar 2,000 millones de pesos mensuales por el hurto de gasolina y diesel, lo que merma las finanzas del país y limita su capacidad de inversión en programas sociales y productivos.

Por lo anterior, el líder petista demandó atención urgente de los gobiernos tanto federal como estatales a este reclamo de las empresas e insistió en la urgencia de implementar un esquema de monitoreo permanente de los ductos y castigo ejemplar a los delincuentes.

Comentarios