15 investigadores de la FGE van tras el asesino del líder wixárika

.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ha enviado a 15 de sus mejores investigadores al poblado de Aguamilpa, municipio Del Nayar, para realizar las indagatorias que permitan atrapar al asesino o los asesinos del líder indígena Margarito Díaz González, informó la tarde de este miércoles el titular de la dependencia, Petronilo Díaz Ponce.
El funcionario dio a conocer que prácticamente todo el personal de la fiscalía está enfocado a resolver el crimen, por las grandes repercusiones que ha tenido a nivel nacional.
Indicó que los testigos dijeron que por su forma de hablar y conducirse el asesino es un mestizo, y que Margarito Díaz González fue ultimado el sábado en la noche, entre las diez y las once, en la cama donde dormía en su domicilio.
Según las primeras investigaciones, a esa hora llegó hasta su lecho un individuo que lo despertó y le echó la luz de una linterna en la cara, al tiempo que le preguntaba “¿dónde está el baile?”, a lo que el hoy occiso le respondió que “más adelante”. Fue entonces que le hizo un solo disparo a quemarropa, con una pistola .9 milímetros, de la cual en el lugar de los hechos encontraron un casquillo y un pedazo de la ojiva.
El asesino pudo llegar hasta la cama del dirigente porque la humilde vivienda se encuentra en un predio cercado con postes y alambres de púas, y se accede a su interior por un falsete.
Las líneas de investigación van encaminadas en tres sentidos: por su activismo en defensa de los sitios sagrados del pueblo wixárica; por su vida personal y familiar; y por sus relaciones con otros miembros de la comunidad donde vivía. Se ha interrogado a cientos de personas y se tiene confianza en dar pronto con el asesino.

Comentarios