DIF Bahía regaló vivencias a menores y adolescentes en riesgo con campamento en Aguascalientes

 

*”Sembrar esperanza entre nuestros niños y jóvenes es una semilla que debemos cultivar todos los días, abriendo horizontes y vivencias que les hagan sentir que pueden alcanzar las metas que se propongan”, asegura Ana Esperanza Berumen de Cuevas, presidenta del DIF Municipal

Más que un viaje o campamento, un grupo de 37 niños entre los 9 y 11 años de edad, integrados al Programa de Atención de Menores y Adolescentes en Riesgo (PAMAR), tuvieron una experiencia de vida en la ciudad de Aguascalientes y alrededores, dentro del calendario de actividades conjuntas entre los DIF de los tres niveles de gobierno.

En días recientes entre el lunes 22 y el viernes 26 de octubre, la coordinadora de PAMAR del DIF Bahía Luz Elena Hernandez, encabezó al grupo de niños y niñas que previamente fueron seleccionados para la actividad por parte del equipo de trabajo, esto por instrucciones de la presidenta de DIF Bahía Ana Esperanza Berumen de Cuevas:

“Sembrar esperanza entre nuestros niños y jóvenes es una semilla que debemos cultivar todos los días, abriendo horizontes y vivencias que les hagan sentir que pueden alcanzar las metas que se propongan”, asegura.

El campamento se realiza por los 3 niveles de gobierno: federal, estatal y municipal. El DIF Nacional brinda las instalaciones del campamento y alimentación. DIF Nayarit contribuye con el personal a cargo de las actividades y la agenda; DIF Bahía selecciona
a la población beneficiada y los contacta a través de las instituciones educativas, además de dar asesoría a los padres sobre el campamento y finalmente gestiona la cita al Estatal

En este caso, se formó un grupo de niños de primaria de 9 a 11 años de diferentes comunidades, participaron 37 niños y 9 de personal de apoyo para el cuidado de los menores.

El campamento se realizó en el campamento “Alfredo V. Bonfil” del DIF Nacional ubicado en Aguascalientes, visitando además el Museo Interactivo Descubre, la plaza de Las Tres Centuria, el poblado de Calvillo donde existe cultivo y proceso de guayaba, así como el centro histórico de esta emblemática comunidad.

También se visitó el Museo de la Insurgencia que se encuentra en San José de Gracia y el Centro histórico del poblado, brindando a los menores una grata experiencia de conocimientos, convivencia sana en el fomento de valores y aprendizaje que sin duda, marcará positivamente sus vidas. #EsperanzaParaTodos

Comentarios