En plena agonía, el PRI se resiste a abandonar el dedazo para la designación de sus dirigentes

En sesión extraordinaria de Consejo Político Estatal, el Partido Revolucionario Institucional en Nayarit, avaló el método del “dedazo” para elegir el próximo Comité Directivo Estatal.

Con la asistencia de 234 consejeros políticos de un total de 440, se eligió este método, llamado “por asamblea por entidad federativa”, imponiéndose la votación a favor, contra la propuesta que hicieran algunos cuadros priistas de que el método fuera por consulta a la militancia.

En su mensaje, el delegado general del CEN del PRI en Nayarit, Leobardo Alcalá Padilla, convocó a la unidad del partido, insistió en generar acuerdos que fortalezcan al instituto político y no a intereses personales ni de grupos.

Dijo que el PRI en Nayarit y en cada uno de los estados del país, deben realizar los debidos procedimientos internos para renovar sus dirigencias y poder con ello fortalecerse al interior y estar preparados, unidos y fuertes para los futuros procesos electorales.

Dio a conocer que la convocatoria para el proceso de elección interna pudiera ser emitida por el Comité Ejecutivo Nacional esta misma semana.

Por su parte, el dirigente estatal del PRI, Enrique Díaz López, quien pidió licencia a su cargo como presidente, en un acto de responsabilidad y congruencia por el proceso que se avecina, exhortó al priismo a fortalecer la confianza, “necesitamos trabajar todos, necesitamos unidad e integración, necesitamos fortalecernos entre todos”.

Hoy, como cada encuentro de priistas, me convenzo más, dijo Díaz López, “de que el PRI está más vivo que nunca, de que su militancia, sus cuadros, su gente, están en pie de lucha para levantar a nuestro partido, con su voz, hagámoslo también con nuestro trabajo, que esa sea la ruta”, señaló.

Comentarios