Cinco tesoros escondidos de la Riviera Nayarit

Pueblos de pescadores, playas de arena dorada, rodeadas de exuberante selva; manglares llenos de vida silvestre, rincones tropicales, leyendas históricas… Todo eso y más “esconde” la Riviera Nayarit.

Si hay algo que caracteriza a esos pueblos y playas es su ambiente puro, su inocencia silvestre, capaces de satisfacer a los viajeros que buscan paz y tranquilidad.

En estos cinco “tesoros escondidos” encontrarás lugares únicos que están esperando para que los visites.

Lo de Marcos
Lo de Marcos posee la esencia de un pueblo típico mexicano a la orilla del mar: calles angostas y tranquilas, árboles cubiertos de flores y coloridas fachadas. Algunas personas van más allá y lo describen como “un pequeño paraíso” luego de conocer sus playas Los Venados, Las Minitas, El Atracadero y Lo de Marcos, rodeadas por verdes cerros y caprichosas rocas que contrastan con el intenso azul del cielo y el mar. Lo de Marcos es un tranquilo refugio de Bahía de Banderas, a donde el bullicio exterior no ha llegado. Un retiro ecológico, bungalows, villas, confortables habitaciones de hotel y un equipado trailer park son las opciones que el visitante tiene para alojarse.

Chacala
Un pueblo en el que se respira un ambiente de amabilidad y espíritu de comunidad. Familias, amigos y parejas disfrutan de la tranquila atmósfera de este microdestino enclavado en el municipio de Compostela. Las Cuevas, Chacalilla y Caleta son sus principales playas, aunque la primera es la más popular y donde es común ver a los visitantes disfrutar del sol o saborear un delicioso pescado zarandeado en alguna de las palapas a la orilla del mar. Muy cerca del pueblo se encuentra Mar de Jade, un centro de yoga, retiros, bienestar y descanso, que ofrece a huéspedes y grupos un auténtico ambiente de paz y renovación.

Los Ayala
El poblado de Los Ayala y su encantadora playa son parte del corredor turístico que incluye a Rincón de Guayabitos y la Peñita de Jaltemba. Se trata de un sitio excelente para gozar de la naturaleza: un vasto espacio de arena dorada y suave, con un mar de oleaje tranquilo y aguas color esmeralda. Hacia el extremo sur de la playa, en un montículo rocoso, se encuentran las playas Frideras, Frideritas (también llamada Playa del Beso) y El Toro, a las que se puede llegar por un corto pero empinado sendero a través de la selva, o bien, en una embarcación que se aborda en la misma playa de Los Ayala. Este pequeño poblado cercado ha desarrollado una extensa variedad de hospedaje ofreciendo a sus visitantes opciones como acogedores hoteles y bungalows que brindan todas las comodidades necesarias.

Las Islitas
El lugar idóneo para un fin de semana relajante, con aguas tranquilas y seguras. Las Islitas es una de las playas más reconocidas, y eternamente recordada por quienes la visitan, localizada en el municipio de San Blas. Su suave oleaje la convierte en un lugar totalmente seguro y cómodo para cualquiera que desee gozar de unas vacaciones sin estrés. Una formación de peñascos cercanos a la orilla de la playa le da su nombre a este hermoso balneario, favorito de las familias nayaritas. A lo largo de la playa se encuentran las típicas palapas con una oferta gastronómica de exquisitos platillos tradicionales, preparados con pescado y mariscos frescos de la zona.

Novillero
Localizada en el municipio de Tecuala, Novillero es la playa más extensa no sólo de Nayarit, sino de todo el país, y la segunda de Latinoamérica. Se extiende por casi 90 kilómetros de largo y casi medio kilómetro de ancho; de fina arena, es el complemento perfecto para sus tranquilas aguas, que pueden ser caminadas por los visitantes hasta cien metros mar adentro. Una playa que rebosa de vida, sobre todo los fines de semana, cuando familias completas y grupos de jóvenes y adolescentes se reúnen para convivir. Otros de los atractivos naturales cercanos son El Canal de Cuautla y Laguna Brava, que es posible visitar gracias a los tours en lancha que se ofrecen, con los que también se pueden recorrer los manglares que son hogar de una gran variedad de aves nativas y migratorias.

Comentarios