Morena rechazará candidato a fiscal en Jalisco; “no podemos citar a favor de la tortura”

 

GUADALAJARA, Jal. (apro).- La bancada de Morena en el Congreso local advierte que votará en contra de la propuesta del gobernador electo, Enrique Alfaro, de nombrar a Gerardo Octavio Solís Gómez como fiscal general, debido a los antecedentes por violar derechos humanos, y se quejan de que nunca fue sancionado.

“No podemos votar a favor de la tortura, sabemos que Movimiento Ciudadano y sus aliados desprecian el sentir de la gente, y usarán su aplanadora para nombrar a Gerardo Octavio Solís Gómez como fiscal, pero en esta ocasión hay un atropello mayúsculo, la aplanadora no sólo pasará encima de un partido político (…) pasará encima del respeto de los derechos humanos” de los jaliscienses.

La bancada morenista propuso tipificar como delito el incumplimiento de las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Jalisco (CEDHJ), tal como se hará con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

También planteó que sean vinculantes las recomendaciones de la CEDHJ y garantizar “una mejor forma de proponer y evaluar los perfiles para fiscal general”.

El coordinador de la fracción, Bruno Blancas, acompañado de sus cinco compañeros recordó que tras la represión del 28 de mayo de 2014, durante la III Cumbre América Latina, El Caribe, y la Unión Europea, se acreditaron 19 casos de tortura, 73 quejas de incomunicaciones, así como retenciones ilegales y tratos crueles por parte del entonces procurador general, Gerardo Solís.

En consecuencia, la CNDH emitió un informe especial y pidió sanciones contra Solís Gómez que nunca se aplicaron.

Por ello exigió reabrir el caso, “en virtud de que se trata de tortura, un delito de lesa humanidad, que no prescribe”.

A la vez convocó a organismos defensores de derechos humanos y a los afectados a que exigían a Alfaro que no se nombre a Solís Gómez como fiscal.

Recordó que otro señalamiento que pesa sobre Solís Gómez es que, en 2002, alrededor de 500 jóvenes que realizaban una fiesta rave, en Tlajomulco, fueron golpeados, vejados, y encarcelados.

Bruno Blancas indicó que Gerardo Solís nunca fue sancionado por sus acciones y “al contrario, fue premiado en diversas ocasiones por el poder público”.

“Gerardo Octavio representa un insulto para la memoria de las y los jaliscienses, representa las páginas más oscuras de la procuración de justicia, representa impunidad y represión”.

Prosiguió: “Representa continuidad a la estrategia fallida en seguridad implementada por el gobierno estatal saliente”.

Insistió en que la elección de Gerardo Solís representará para la entrante administración estatal “intolerancia, desprecio y criminalización a quien piensa distinto”.

El coordinador pide a Enrique Alfaro que tome en cuenta la evaluación negativa que hizo la extitular de la CEDHJ, Guadalupe Morfin, sobre Gerardo Solís.

Comentarios