Pollo frito aumenta riesgo de muerte en mujeres

 

El pollo frito o rostizado es uno de los platillos favoritos de muchas personas, sin embargo, no es tan sano como pareciera. Comer pollo frito aumenta riesgo de muerte en mujeres.

Un estudio publicado por British Medical Journal, revela que el consumo de pollo frito puede aumentar hasta un 13% la probabilidad de muerte en mujeres, por cualquier tipo de causa, y 12% por causas cardíacas.

Durante la elaboración del estudio, en el grupo ocurrieron 31,588 muertes, 9,320 de ellas por problemas cardiacos.

¿Por qué sucede esto?

Independientemente de que la comida frita sube de peso, el alto consumo de comida grasosa puede poner en riesgo la salud. La grasa saturada obstruye las arterias y esto puede provocar problemas cardíacos.

Asimismo, el contenido rico en grasas puede afectar directamente el sistema inmune.

En la investigación, los expertos también indican que el estilo de vida también influye en el desarrollo de problemas cardiovasculares.

Las personas que deberían evitar el consumo de pollo frito son:

Personas con obesidad
Presión arterial alta
Problemas de circulación
Diabetes
Alteraciones arteriales
Colesterol elevado

Los autores del estudio señalan que si se lleva un estilo de vida saludable, es posible que el riesgo cardíaco reduzca.

“Hemos identificado un factor de riesgo de mortalidad cardiovascular que es fácilmente modificable por el estilo de vida”, concluye el autor del estudio.

Comentarios