Combate a corrupción y huachicol paga becas de 4.1 millones de estudiantes: López Obrador

 

*Los ahorros en la administración de López Obrador que se hacen por el combate a la corrupción serán empleados en apoyos a los sectores más necesitados como los estudiantes de escuelas públicas

Tejupilco, Estado de México.- Al entregar becas a estudiantes de bachillerato en el Estado de México, el presidente afirmó que en materia de educación, los recursos no faltarán.

Destacó que todos los ahorros en su administración que se hacen por el combate a la corrupción serán empleados en apoyos a los sectores más necesitados, como los estudiantes de escuelas públicas.

«No hay límite. Hasta que se canse el ganso. A ver les pregunto, ¿Se va a cansar el ganso? Claro que no”, dijo el presidente ante la algarabía de cientos de bachilleres que se encontraban reunidos en la unidad deportiva de Tejupilco, Estado de México.

El titular del Ejecutivo explicó que el combate al robo de combustible permitiría que las gasolinas que no caen en manos de huachicoleros y que serán vendidas por Petróleos Mexicanos permitirán ingresos de hasta 50 mil millones de pesos.

En contraste, puntualizó, el programa de becas a estudiantes de escuelas públicas de preescolar a universidad representa una inversión de 41 mil millones de pesos.

«¿De dónde va a salir? De acabar con la corrupción y con el robo, ese es el cambio”, estableció el presidente.

Recalcó la importancia de apoyar a los jóvenes para que no abandonen el bachillerato, nivel en el que la deserción alcanza el 40 por ciento.

Los jóvenes que dejan la escuela pueden ser presa de la delincuencia organizada.

Agregó que en el poblado de Luvianos, al sur del Estado de México se construirá una universidad pública del sistema Benito Juárez.

Anuncia beca “Benito Juárez” para 4.1 millones de estudiantes

En busca de abatir la deserción escolar en el nivel medio superior, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador anunció aquí la beca universal “Benito Juárez” para Educación Media Superior, que se entregará a 4.1 millones de estudiantes.

Por falta de apoyos y de recursos económicos, cuatro de cada diez jóvenes de preparatoria y bachillerato no concluyen sus estudios. Para el esquema hay un presupuesto de 17 mil millones de pesos, con el propósito de garantizar el derecho que tienen los jóvenes a recibir educación. Cada becario recibirá mil 600 pesos bimestrales.

“Tenemos que dar oportunidades, facilidades, para este nivel de escolaridad, donde hay más deserción”, explicó el titular del Ejecutivo, quien subrayó que en la mayoría de los casos esto ocurre porque “no hay apoyo económico, no hay para el pasaje, no hay para el refresco, ni siquiera lo más indispensable.

“Que no haya deserción en este nivel educativo que coincide con la adolescencia, que es una de las edades de mayor tentación y riesgo… En educación no hay límite, hasta que se canse el ganso”, exclamó el Presidente.

Es un millón de veces mejor tener a los jóvenes estudiando que tenerlos en la calle, subrayó ante miles de mexiquenses que desde temprana hora empezaron su arribo al deportivo de este municipio, para escucharlo.

Esteban Moctezuma Barragán, titular de la Secretaría de Educación Pública, explicó que en México, más de 37 millones de personas, de entre 12 y 29 años, representan 31 por ciento de la población total.

Y el reto para que todos estudien, sostuvo, es muy grande, “ya que desafortunadamente muchos abandonan sus estudios”, por problemas económicos, causas personales, de aprendizaje y más.

“Con beca universal, todos los estudiantes inscritos en escuelas públicas tendrán este apoyo, mil 600 pesos bimestrales”, subrayó.

El gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo, resaltó en su oportunidad la “gran sensibilidad social y compromiso con México” del titular del Ejecutivo federal.

“Los jóvenes quieren becas y universidades cerca de sus casas para prepararse”, resaltó.

En su discurso, el Presidente destacó que para el estudio se entregaran como 11 millones de becas, y aclaró que los jóvenes hasta 29 años que no estudian ni tienen trabajo pueden recibir apoyo como aprendices, a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Anunció que se van a crear más universidades en todo el país, y destacó que habrá una en el municipio Luvianos.

“Todo lo que tenga que ver con educación no hay límite, va a generar apoyo siempre, la educación es la base del desarrollo de los pueblos y de la nación”, resaltó.

El mandatario federal se comprometió a regularizar la situación laboral de maestros y trabajadores de salud en el sexenio.

Indicó que los apoyos se entregarán de manera directa, a través de una tarjeta, sin intermediarios. Con el censo del bienestar, dijo, estamos “comprobando” que los recursos se entregaban “con moche o no llegaban”.

Para regocijo de los asistentes, López Obrador dijo que al transitar por la región, por su visita a Ciudad Altamirano, Guerrero, le comentó vía telefónica al encargado de la conservación de caminos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre las malas condiciones del camino.

“Ayer que pase hacia Altamirano, tierra caliente, le hable por teléfono al de la Secretaría de Comunicaciones, al encargado de conservación de caminos, dije: oye, yo no ando en avión, no tengo helicóptero, ando a ras de tierra, como la gente, y está muy mal el camino. Me dijo: sí señor Presidente, ya tenemos un plan para la conservación de ese camino desde Toluca Altamirano”.

Pero “hoy que regreso, ya me encuentro una cuadrilla de trabajadores echando chapopote, tapando los baches. La verdad, me dio pena, porque eso es la mala costumbre, nada más porque saben ´va a llegar el presidente´”.

Recomendó a los jóvenes ver la película Calzonzin Inspector, “buenísimo, de cómo cuando iba a llegar una autoridad a un pueblo, inmediatamente hasta patines les ponían a los militares retirados, los vestían de honor. Y si visitaba el hospital, sacaban a los pobres enfermos que habían ahí, que no eran atendidos; las camas todas abandonadas, ponían camas nuevas y metían de enfermos a puro pesista, para que el jefe llegara y viera que el hospital estaba bien atendido. Ponían equipos.

“Si no había agua, llenaban los tanques con pipas, para que abrieran la llave, ahí estaba el agua”.

Nada más “se iba el presidente o el personaje y volvía todo. Afuera los llamados enfermos y ya no había agua y no había nada. Todo una simulación. Esto era muy común: equipaban, ya se iban, inauguraban, se llevaban el equipo, pero ya cortaban el listón. Eso ya no”, dijo.

Lo estoy diciendo aquí, agregó, “para que ningún funcionario simule, que ya no se le engañe al pueblo y sí, vamos a darle mantenimiento a la carretera”.

Comentarios