Es necesario que la violencia se denuncie: Lourdes Ibarra

“La presentación del diagnóstico, tipos y modalidades de violencia en el municipio de Tepic, es un avance significativo en la agenda local pues identifica el alto índice de violencia que existe contra las mujeres en todos los ámbitos”, asegura Lourdes Ibarra Franquez, directora del Instituto Municipal de la Mujer de Tepic.

El estudio, realizado el último trimestre del 2018, en zonas identificadas con alta incidencia de denuncias por violencia familiar, observa que el 10 por ciento de mujeres viven agresiones psicológicas por sus parejas, 5 por ciento agresiones físicas, el 2.5. violencia patrimonial y casi el 4 por ciento violencia económica.

Respecto a la violencia sexual, el 24 por ciento de las encuestadas menciona haber vivido algún incidente de esta índole. “Sin embargo”, agrega Lourdes Ibarra, “este tipo de violencia no se limita a la violación, también lo son el hostigamiento, el acoso callejero, los tocamientos y forcejeos y la violencia virtual”.

Con respecto al riesgo al que se exponen las mujeres al transitar por espacios públicos solas o acompañadas, la mayor percepción de inseguridad son la falta de iluminación y patrullaje en las calles, grupos de jóvenes en las esquinas, lotes abandonados y personas consumidoras de sustancias adictivas.

También personas violentas en su entorno y asaltos, secuestros y asesinatos de mujeres registrados en las zonas del muestreo. Fueron 472 encuestas aplicadas a mujeres entre 18 y 35 años y la información es la base para generar nuevas políticas públicas y nuevos protocolos de seguridad.

“Lamentablemente”, asegura la Directora del Instituto Municipal de la Mujer de Tepic, “solo el ocho por ciento de las mujeres violentadas denuncia, debido a que o se minimiza o normaliza la situación, o hay desconocimiento de las instancias y hay falta de credibilidad y sensibilidad en la mismas. La denuncia es necesaria”.

“Y también hacer efectiva y positiva la labor de los ministerios públicos que atienden a las víctimas que se atreven a denunciar. Los principales agresores son las parejas, hijas e hijos, madres y padres, jefes o jefas inmediatas y los compañeros de trabajo. La mayor de las ocasiones es un varón el agresor”.

En la realización de este diagnóstico participaron consultores en atención de primer contacto a mujeres, especialistas y académicos de la Universidad Autónoma de Barcelona, de la Universidad Autónoma de Nayarit, asociaciones civiles, el IMPLAN y la Secretaría Estatal de Desarrollo Social en Nayarit.

Comentarios