¿Qué están armando el SUTSEM y Águeda? – Columna Palestra, de Gilberto Cervantes.

Águeda es lo que tiene, así ha sido desde siempre, benefactora de sus agremiados y conciliadora hasta decir basta; pero sus detractores la presentan como una señora ambiciosa e intolerante en extremo, razón por la cual funcionarios y políticos pretenden aun acabar al SUTSEM, creando sindicatos pequeños que la verdad no sirven más que para negociar plazas y prebendas, llevándose la tajada del león quienes se ostentan como salvadores de la clase trabajadora. El SUTSEM, defensor a ultranza del interés general de la burocracia, logró un contrato colectivo que se refleja en la quincena pero también las prestaciones son la envidia de los que medran con sus beneficios; nunca sin embargo, podrán los trabajadores compararse con lo que gana un regidor de Tepic, lo que obtiene un diputado es para asegurarse vivir muchos años sin trabajar, y no se diga lo que percibe un gobernador o un presidente municipal: se hinchan de dinero por cuando menos cinco generaciones. Los trabajadores como se dice vulgarmente, se la parten a diario para ganar un salario, el funcionario simplemente estira la mano, su labor la realiza principalmente con la lengua no siempre conectada al cerebro; nunca los veremos agarrando una escoba, una pala o un pico, una bolsa de basura u otro instrumento de trabajo con el que desarrollan su labor los que le ladran a la gorda, sabiendo que jamás podrán hacerse ricos pero si merecedores de una pensión o una jubilación a la que ellos aportan de su cheque quincenal una parte. La gente que trabaja lo hace por necesidad y el problema es que sus patrones ya adoptaron la insana costumbre de pagarles en abonos sus salarios y prestaciones; para un burócrata o empleado, recibir picotadas o no recibir nada, es condenarlos a condiciones de pobreza extrema; obligados a endeudarse, cuando les llega algo de dinero, tienen que pagar lo que deben, so pena de que los agiotistas en garantía, se queden con lo poco que tienen. La administración anterior del llamado gobierno de la gente, les dejó a los alcaldes de ahora, un mar de compromisos económicos con los trabajadores y como eso se hereda, los ayuntamientos drogueros se declaran en quiebra para no pagar los millones de pesos que deben. Águeda esperó un tiempo prudente pero la situación económica de sus agremiados que està cada día peor, la hizo primero endurecer su postura con los patrones del gobierno y ayer salieron a las calles de Tepic para informarle al pueblo las injusticias de que son objeto; de su ronco pecho brotaron voces rebeldes al tenor de ya no permitir que los consideren como ciudadanos de cuarta categoría. Trabajan por necesidad, insisto, y no es justo que no les paguen la quincena o solo les den la mitad del salario y que a estas fechas, no pocos ayuntamientos les deban el aguinaldo o parte de él; si eso le hacen a la gente que les saca la chamba que ellos no pueden hacer, imagínense al pueblo pobre como lo tienen los presidentes municipales que habiendo llegado con una mano atrás y otra adelante, se dan la gran vida a salud del erario público: comida gratis, gasolina también, viajes a México y al extranjero sin ningún costo ni para las queridas o queridos, mientras los que se soban el lomo ocho o más horas de lunes a viernes, hoy sueñan con recibir quincenas puntuales y desde luego completas. Los trabajadores del SUTSEM toman la calle y lo que sigue es la toma de palacio de gobierno si no les rinden cuentas claras del Fondo de Pensiones que existe y solo se presiente que ya rebasó los cuatro mil millones de pesos; den igual manera proyectan paralizar actividades de los ayuntamientos drogueros con previa exhibición de los alcaldes que están renuentes a pagar lo que deben, como los de Tepic, Santiago Ixcuintla y San Blas. El SUTSEM desenterró el hacha de guerra y desde ahorita se hará sentir en los municipios de Nayarit donde les deben y no lo niegan, pero no quieren pagar porque si lo hacen, se quedan sin la posibilidad de aplicar el año de Carranza, en virtud de que el de Hidalgo no alcanza…PALESTRAZO: maestros del SPAUAN solicitan al titular del Instituto Estatal Electoral, Dr. Celso Valderrama Delgado, que los apoye con la constitución de un Consejo Electoral que le amarre las manos a Carlos Muñoz Barragán, el cual pretende imponer como nuevo secretario general a su compadre y socio, Francisco Haro Beas, mismo que por no haber renunciado a la secretaría de organización, no podrá llegar ni a la etapa de aspirante; te juites horcón del medio.

Comentarios