AMLO corrió de Nayarit a mal funcionario – Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera

 

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República Mexicana, tiene pesada la mano; tan pronto se enteró del desmadre que traía el magistrado del tribunal unitario agrario número 56, Dr. Aldo Saúl Muñoz López, ordenó trasladarlo al estado de Chiapas, donde ocupa desde la semana pasada el mismo cargo, pero ya oficial, por lo que puede estar tranquilo, no tendrán ahí necesidad de atacarlo como en Nayarit lo hizo el delegado estatal de la Confederación Agraria Mexicana, José de Jesús Guerrero Arévalo, miembro también de un buffet jurídico del cual forma parte Ramsés Partida, hijo del extinto Toño Partida, gran amigo de este poeta de Cucharas. Después de la madriza que le acomodaron en los medios, el susodicho magistrado no duró ni 24 horas más en el cargo, corriendo con suerte, pues con todas las dagas que le hizo a los campesinos y abogados, bien pudieron demandarlo penalmente para que explicara sus nexos con un ex funcionario robertista que compurga una pena por conspiración en el penal de máxima seguridad de Brooklyn, Nueva York; con esta persona muy conocida por todos ustedes, Aldo Saúl participó en el despojo de muchísimos predios, usando los servicios de picapleitos abusivos. Gracias a Dios que se le llegó su día al santito, quien seguramente se la pensará dos veces para trabajar sucio como aquí en tierras Coras lo hizo en contubernio con El Diablo. Se la debemos a Don Jesús Guerrero Arévalo, al que bien haríamos en levantarle un monumento por atreverse a poner en su lugar al ahora vecino del subcomandante Marcos. Ayer observamos otro movimiento de los que diariamente ocurren por la avenida México frente a Palacio de Gobierno; un camión repleto de comuneros de Pochotitán, municipio de Tepic, se plantaron en el arroyo vehicular, bloqueando los accesos de la calle Mina y Abasolo. Lograron entrevistarse con funcionarios de la secretaría general de gobierno y luego fueron a la Fiscalía General en plan de querellosos, porque según ellos, ejidatarios de Mojarritas, ya tienen días bloqueando los caminos saca cosechas por donde ellos transitaban para mover sus productos. Finalmente nos enteramos que el camión en el que llegaron a Tepic los inconformes, se los facilitó el diputado local priista Adán Casas Rivas, mismo que anda buscando con desesperación que adviertan su presencia, en virtud de que quiere ser gobernador del Estado. El pleito entre ejidatarios y comuneros, dice Julio Bogarín, abogado de los primeros, fue creado por el propio gobierno estatal, quien posesionó a los comuneros con papeles inclusive, sin respetar la resolución presidencial que data del año 1958; ambas partes en conflicto cuentan con documentos oficiales, admite Julio, pero los que son primero en derecho son los ejidatarios y eso se verá en unos días más cuando lleguen desde México los detalles de un juicio que lleva años sin resolverse. Como el que tiene enderezado contra Juan Guerrero Gutiérrez, el famoso Manuel Guzmán Morán, El Tortas; asesorado por Oscar Pereyda, una chucha cuerera en estos menesteres, el tuxpense que se vio avasallado por las marrullerías de Juan, siente que la puede ganar si se comprueba que en la tierra existe la justicia para todos. Lo curioso es que Juan Guerrero no cambia sus viejos estilos de vida; desde muy temprano se le ve apostando fuertes cantidades en el Joy Casino, donde generalmente pierde hasta la cartera, cosa que no le preocupa en caso de que sus adversarios se queden quietos y no le muevan con un recurso legal en el Instituto Federal Electoral, para que explique la procedencia del dinero que apuesta. El mundo se le vendrá encima al mentado Juanito Guerrero si el Tribunal Local Electoral falla en su contra y le ordene que deje la silla al famoso Tortas, quien llegaría con el afán de darle las candidaturas a los militantes que lo merezcan y no como Juan Guerrero, el cual las apalabra con signo de pesos. Se pone el kilo de boñiga a peso en los terrenos del PAN. Por el lado del Dr. Miguel Ángel Navarro Quintero, Senador de la República por el desaparecido Partido Encuentro Social, el fuego amigo sube de tono; la misma gente del galeno propicia los rencores contra un hombre que no merece la chinga que le ponen algunos medios de circulación estatal; los ayudantes del médico, en lugar de resolver pequeños problemas de su bolsa, mandan a la gente con Navarro, como si este ganara millones de pesos cada quincena. En no pocas ocasiones, el galeno muestra su inconformidad diciendo, pero si este asunto se lo encargué a fulano o a zutano; al paso que vamos no tarda en conocerse la verdad de los famosos maletines llenos de dólares que mandaba Edgar Veitia; como nunca llegaron, el que ganó la gubernatura fue Toñito Echevarría gracias a 50 mil votos del PROSA y ahora tienen que aguantar a la gente de Roberto Sandoval en el equipo del médico que tiene todo el derecho de ser Gobernador de Nayarit por méritos propios; porqué partido, yo creo que por MORENA no, si la busca por el PRI la encuentra, sigan haciéndolo mártir. Como no, donde quiera se cuecen las habas, el diputado local petista Jorge “Fugio” Ortiz, se siente con derecho de ser candidato a Presidente Municipal de Tepic, desde luego sin merecerlo, pues tan pronto cobró su primera quincena, el legislador que vendía cacahuates, chicles, mazapanes y dulces en la plaza principal de nuestra capital, cambió hasta su modito de andar, explicando que ya no hay necesidad de encabezar los plantones que ayer realizaba. Llegó casi anémico al cargo que hoy ostenta, pero actualmente no cabe en los pantalones y de las camisas le truenan los botones por lo gordo que está…PALESTRAZO: soñé un rio Mololoa limpio para irme de vacaciones a una playa de su luenga geografía; lástima Margarito, aun pasarán muchos años para que nuestros nietos puedan sacar de ahí una mojarra anzueliada; hoy puro submarino amarillo se ve por encima; ¿hasta cuando seguirán entrando por nuestras narices sus fétidos olores? .

Comentarios