Hábitos que pueden elevar tus niveles de azúcar en la sangre

Puede que, de repente, algo haga subir tus niveles de azúcar en la sangre sin que sepas exactamente qué ocasionó el abrupto cambio

Si has sido diagnosticado con diabetes, es probable que, junto a tu médico y a un educador en diabetes hayas recibido la información necesaria para educarte y entender cómo manejar tu enfermedad.
Pero, puede que, de repente, algo haga subir tus niveles de azúcar en la sangre sin que sepas exactamente qué ocasionó el abrupto cambio. Como saber es poder, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades presentan diez desencadenantes sorprendentes que pueden hacer subir considerablemente tu azúcar en la sangre.
1. Quemaduras solares: El dolor causa estrés y el estrés aumenta los niveles de azúcar en la sangre.
2. Endulzantes artificiales: Se necesitan más investigaciones, pero algunos estudios indican que pueden aumentar el azúcar en la sangre.
3. Café, incluso sin endulzantes: El nivel de azúcar en la sangre de algunas personas es muy sensible a la cafeína.
4. Falta de sueño: Hasta una sola noche de muy poco sueño puede hacer que su cuerpo use la insulina de manera menos eficaz.
5. Saltarse el desayuno: Eliminar esa comida de la mañana puede aumentar el azúcar en la sangre después del almuerzo y de la cena.
6. Hora del día: El azúcar en la sangre puede ser difícil de controlar cuanto más tarde sea.
7. Fenómeno del amanecer: Las personas tienen un aumento de las hormonas de mañana temprano, independientemente de que tengan diabetes o no. En las personas con diabetes, el azúcar en la sangre puede subir.
8. Deshidratación: Menos agua en el cuerpo significa que hay una mayor concentración de azúcar en la sangre.
9. Aerosoles nasales: Algunos tienen sustancias químicas que hacen que el hígado produzca más azúcar en la sangre.
10. Enfermedad de las encías: Es una complicación de la diabetes, así como una causa de la subida de azúcar en la sangre.
Presta atención a otros desencadenantes que pueden hacer caer tu azúcar en la sangre. Por ejemplo, el calor extremo puede hacer que sus vasos sanguíneos se dilaten, lo cual hace que la insulina se absorba más rápidamente y podría causar una caída del azúcar en la sangre. Si una actividad o un alimento o una situación son nuevos, asegúrate de verificar sus niveles de azúcar en la sangre antes y después para ver cómo responde.

Etiquetas:

Comentarios