Sorprendente paso de China para convertirse en la primera economía mundial

 

En el nuevo tablero de ajedrez mundial, en este siglo XXI vivimos un cambio de régimen y de época: el desplazamiento de la hegemonía de los Estados Unidos por la de China.

En el pasado, el polo mundial fue Europa hasta principios del Siglo XX. Hoy en día, Estados Unidos aún detenta la hegemonía, pero en un futuro, el eje del poder económico mundial será Asia, y China como su centro de gravedad.

Actualmente, el país asiático tiene las reservas mundiales más grandes del mundo, con tres trillones 235 mil 681 millones de dólares. Japón ocupa el segundo lugar con más de un trillón de dólares (1 trillón 264 mil 140 millones de dólares). Estados Unidos ocupa el tercer lugar con 451 mil 200 millones de dólares.

UN SISTEMA ECONÓMICO MODERNO

Para este 2019, China acelerará la construcción de un sistema económico moderno con una meta de crecimiento del PIB entre 6 y 6.5%, la creación de 11 millones de puestos de trabajo en las zonas urbanas y la reducción de su población rural pobre en más de 10 millones.

Sólo el año pasado destinó más de 149 mil millones de dólares a las zonas afectadas por la pobreza y a los proyectos relacionados con el alivio de la misma. En un total acumulado, China ya sacó a más de 700 millones de sus habitantes de la pobreza extrema.

Así lo manifiesta el diplomático, internacionalista, analista político y escritor, Eduardo Roldán, quien refiere que así lo determinaron la Asamblea Popular China y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, en el marco de los 70 años de la Revolución China y los 40 del arranque del socialismo con particularidades chinas.

Explica que la clase media china, altamente consumidora, ha crecido en un promedio de 30% y llegará a un 50% en el 2020 para alcanzar el 65% en el 2030.

De acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI), a partir de 2040, la economía china sobrepasará a la estadounidense hasta convertirse en la primera economía mundial en el 2050.

Según las predicciones de Price Waterhouse Coopers, China tendrá un PIB de 50 billones de dólares, en tanto que el de Estados Unidos será de 34 billones; con la India en un tercer sitio con 28 billones.

Considera el especialista que en todas estas acciones, el sector privado desempeña un papel importante en el sistema económico, puesto que aporta más del 50% de los ingresos fiscales; el 70% de la innovación tecnológica, el 80% del empleo urbano y el 90% de los nuevos empleos y empresas.

Para esto, China se apresta a modificar su Ley de Inversión Extranjera para impulsar su integración y apertura plena al mundo.

Esta ley –explica Roldán-, aborda las preocupaciones occidentales como impulsar la protección de la propiedad intelectual y facilitar que las empresas extranjeras hagan negocios en China en sectores antes no permitidos.

La iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda es inclusiva y ofrecen mayor oportunidad tanto para las inversiones como para el desarrollo. El financiamiento de la nueva Ruta de la Seda que se inició en 2015, hoy cuenta con inversiones de más de 200 mil millones de dólares en infraestructura terrestre y marítima.

Conocedor de los entretelones del gigante asiático (fue cónsul alterno en Hong Kong), Eduardo Roldán explica que en los encuentros cupulares chinos, también se analizó junto con los temas centrales para el avance de la economía y de la sociedad, la lucha contra la corrupción.

“La corrupción es un mal que se da en todos los países del orbe y hay que erradicarla de tajo. China creó una nueva Comisión Nacional de Supervisión para combatirla. Esta batalla es la consolidación de una política que se instrumentó durante el gobierno del presidente Xi Jinping y que ratificó el 19 Congreso del Partido Comunista”, precisa.

Refiere que esta batalla ha sido exitosa. Un millón de chinos han sido sancionados.Algunos han pagado con su vida; otros con la cárcel o han sido cesados por corruptos.

EL FUTURO

La deuda global de Estados Unidos en porcentaje a su PIB es de 32%; la de Japón de 18.7% y la de China de 8%. Además, esta nación tiene elementos de negociación poco conocidos, pues casi 40% de los bonos emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos están en manos del capital chino. “China se adelanta ante un futuro volátil”, asevera.

Explica Roldán que las exportaciones suizas de oro subieron bruscamente gracias a China. En febrero de 2018, ascendieron a casi 146 toneladas con un valor de más de 5 mil 60 millones de dólares.

Sólo China recibió 66 toneladas de oro. Comparado con 2017, este volumen de entregase triplicó.

En total, el país asiático ha importado 158 toneladas de oro de Suiza de diciembre de2017 a la fecha en miras de prepararse para el futuro.

Y a esto se tiene que añadir que a partir del 28 de marzo del 2018, China paga la importación de petróleo en petroyuanes y no en dólares. “Esto es relevante en virtud de que China es el primer importador de petróleo en el mundo. Impuso nuevas reglas en el juego comercial y, dadas sus fortalezas, su economía es menos vulnerable a los vaivenes de la economía estadounidense”, refiere el especialista.

Además, dice, China crea nuevas instituciones que sustituyen a las norteamericanas que nacieron al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Señala que con tal fin, China y otros 20 países asiáticos como India, Filipinas yTailandia, firmaron en Beijing el 24 de octubre de 2014, un Memorando de Entendimiento para la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), al que después se integraron Reino Unido, Alemania,Francia e Italia entre otros. Su sede está en Beijing.

INVERSIONES EN OCCIDENTE

Una de las fortalezas chinas es su diversificación comercial en todos los sectores. En tanto que con EstadosUnidos sólo mantiene el 12.90% de su comercio; con la Unión Europea es del14.30%; y con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), de11.20%.

A la fecha ya invirtió más de 110 mil millones de dólares en el sector inmobiliario en Estados Unidos. Además, es el primer proveedor de textiles a la Unión Americana por más de 10 mil millones de dólares anuales.

En cuestiones digitales, China es el líder global en comercio electrónico con más de 733 millones de usuarios. La Unión Europea, ocupa el segundo sitio con poco más de 413 millones de usuarios; la India, el tercero, con 391 millones y Estados Unidos, el cuarto sitio con 246 millones de usuarios.

La Unión Americana es el número uno a nivel mundial en cuanto a innovación tecnológica y así se mantendrá hasta el 2020. Sin embargo, China de ocupar el octavo lugar en el año 2000, se colocó en el segundo en el 2018.

Hoy en día, China manufactura el 28% de los automóviles del mundo; el 70% de los teléfonos celulares; el 40% de sus buques y la mitad del acero que consume.

El diplomático, jefe de cancillería y encargado de negocios en la Embajada de México en Corea del Sur, señala:

“Considerando el crecimiento de la riqueza privada generada a nivel mundial, es importante destacar que China ocupa el primer lugar con un crecimiento de 198%; la India con un 160% y Estados Unidos con 20%”.

Respecto al crecimiento del Producto Interno Bruto per cápita, el de China en el 2004 fue de mil 90 dólares y en el 2018 llegó a 8 mil 27 dólares.

Sí se considera que tiene una población de más de mil 300 millones de habitantes, es un enorme avance, apunta.

En otras palabras, resume Eduardo Roldán Acosta, China es una potencia mundial. Es una economía en gran crecimiento. Es miembro del Consejo de Seguridad de la ONU. Y marca las nuevas reglas y valores del mundo. Es el inicio de una nueva época.

Comentarios