Castellón perdió piso, no ha sabido comportarse como el Presidente por el cual votaron los tepicenses – Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera.

Otro político de renombre que se la pasa en los hospitales, se llama Ignacio “Nacho” Ponce Sánchez; en esta ocasión se atiende un cuadro severo de anemia por no comer buena comida ni a sus horas; el pronóstico es reservado, pero Nacho sigue como si nada hubiera pasado, llevando la misma vida, cuando que debería ya estar pensando en retirarse de la polaca, donde resulta necesario tener buena salud para no terminar con las patas por delante, según dice San Lino Jacobo Aquino. Nacho se dio a conocer durante la época de Don Emilio, haciéndole contrapeso a la CTM en el gremio de los albañiles; ahí comenzó su carrera negociando contratos jugosos con las empresas constructoras; años más tarde aparece dirigiendo al perredismo del Estado y casualmente permaneció en silencio, dejando que tres diputados locales, Manuel Cota Jiménez, Everardo Sánchez Parra y Efraín “Gallo” Arellano, tomaran protesta, el primero por Tepic, el segundo por Ixtlán del Río y el zar de los camarones por Acaponeta; mejor aliado no pudo tener el Partido Revolucionario Institucional, pues al único que chingaron es al tristemente célebre Sergio “El Pipiripau” González, el cual no pudo ejercer como presidente municipal de Santiago Ixcuintla, por seguir cobrando su sueldo de legislador en plena campaña para alcalde, igual que lo hicieron Cota, Everardo y El Gallo, quienes se mocharon con Nachito, el cual amaneció estrenando un carro último modelo, rundando a los trebejos su vieja bicicleta con parrilla. Nacho sustituye en su segundo aire, al hoy presidente municipal de Tepic, Guadalupe Francisco Javier Castellón Fonseca, quien había dejado como dirigente interino a la obesa Betty Mitre; dirigente estatal del PRD durante la administración de Don Toño Echevarría, repitonga ahora con Toñito, con la salvedad de que hoy los muertos que vos matáis, no gozan de cabal salud. Pero como es malo desear cosas del otro mundo a los que aun respiran, este poeta de Cucharas desea que Nachito viva muchos años para ver si se le hace ver como Gobernador al güerito de Santiago Ixcuintla, el cual parece vivir un cuento de hadas, pensando que sin hacer nada por Tepic, llegarán las obras y el saneamiento del entorno ecológico. Todo mundo en nuestra sacrosanta capital, le echa leña al primer munícipe que hasta presume andar de birriondo, sin remordimiento alguno por haber dejado la hermosa familia que tenía junto a la señora Irene Najar Valenzuela, presidenta del DIF municipal de Tepic, con madera para ser abanderada de MORENA al cargo de alcaldesa. Castellón perdió piso, no supo ni ha sabido comportarse como el Presidente por el cual votaron los tepicenses; cuando raras veces ocurre a su despacho, una puerta de vidrio acerado, impide que los ciudadanos puedan hablar con él aunque sea unos minutos; se la pasa encerrado pero además no ejerce un gobierno para beneficio de los más desprotegidos: los pobres no le merecen un descuento y está comprobado que Tepic paga altos impuestos por el consumo del agua, por el predial y los permisos para que funcionen los negocios. Secreto a voces el pleito que se carga con el tesorero municipal por el manejo de los billetes que entran a la sorda, vía Tránsito y Policía Municipal; se calcula en millones de pesos las multas mensuales que aplican los mordelones del Ciro y otro tanto las mochadas que le dan al jefe de la policía por dejar trabajar a los zorreros, los cuales pagan una cuota para tener impunidad en el negocio de la rateada. Castellón seguramente ya comprobó que nada tiene que hacer después de la alcaldía, por ello anda desatado llenando las alforjas para pasarla bien durante algunas generaciones. Pobres de los hombres pobres que de su tierra se van, si en su pueblo fueron cabrones, en la ajena que no harán. Como mi fratelo del alma Celso Valderrama Delgado, titular del Instituto Estatal Electoral, quien sigue esperando que le cumplan, aquella promesa que le hicieron en campaña por hacer las cosas como se las pidieron. Toma chango tu virote, hoy se la pasa batallando para pagar la nómina, pero gozando de lo lindo en los restaurantes, donde come las tres veces al día. No me acuerdo la verdad quien se lo dijo a este su servilleta, pero asegura la dama que Don Celso ha sido visto en el Aguacate, ordeñando vacas de alto registro y montando ejemplares equinos de buena estampa. No del tamaño del Dandy, desde luego, aquel caballo que se murió porque Pepe Espinoza, en lugar de darle agua, le suministró atole por el hocico. Roberto Sandoval Castañeda, tema que da para muchas cuartillas, fue abordado por Carmen Aristegui, la valiente periodista de CNN que, sin pelos en la lengua, le pide a López Obrador acabar con la impunidad con que se mueven los corruptos de todos los partidos, incluyendo a MORENA. Que en Nayarit estará cambiando su comité estatal, con la decisión de 30 consejeros; se va Danielito Carrillo sin pena ni gloria, a buscar la presidencia municipal de Tecuala que ya tiene amarrada Carlos “El Toro” Valenzuela, con el apoyo del Chefe Lora. En política no basta con tener dinero para alcanzar la gloria, Danielillo se volvió loco usando el presupuesto para beneficiar a sus amigos, compadres y sobre todo a la familia; por ello mandó a Daniela su hija, de viaje de estudios a Colombia, de donde aún no regresa hasta titularse. Quien dinero logra tener loco se quiere volver, pero la vida tiene cuatro estaciones y estacionarnos es su especialidad; nadie escapa ni los magistrados que se sienten poderosos como mi gran amigo Ismael González Parra, mismo que recibió ayer buena zarandeada en el periódico Meridiano, propiedad de mi padrino David Alfaro; todo lo que le publica al Tribunal Superior de Justicia es tan cierto como el hecho de que este poeta de Cucharas se sacrifica ayunando para que otros coman…PALESTRAZO: la generación de jóvenes que estudia en las aulas de la Universidad Autónoma de Nayarit, no se parece nada a los muchachos del 68; la explicación es harto sencilla, dijera Alejandro Castrejón Pineda, los celulares y la droga son la diferencia; de otra forma ya hubieran traído de donde se encuentre, al rector más bandido que ha tenido nuestra alma mater, Juan López Salazar; hay que esperar que soplen otros vientos para forjar un campus digno y con maestros que si sepan lo que hacen.

Etiquetas:

Comentarios