AMLO acepta reunión con Trump, pero pide que sea hasta septiembre

El Presidente descartó que la posible reunión interfiera en la campaña de reelección de Trump, ya que “no vamos a meternos en la política de otro país».

El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó reunirse con su homólogo estadounidense Donald Trump, pero pidió que el encuentro se dé hasta después del 7 de septiembre, cuando se cumple el plazo para mostrar resultados en el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, y que dijo, incluso podrían evaluar juntos.

“Vamos seguramente a tener este encuentro más adelante, queremos evaluar el resultado del encuentro, eso podríamos hacerlo de manera conjunta, ya llevamos 15 días, nos faltan dos meses y medio y desde luego que sí podría darse ente encuentro, lo que siempre hemos sostenido es que vamos a tener buenas relaciones y estrechar nuestros lazos de amistad con el pueblo estadounidense”.

Luego de que en entrevista para Telemundo, Trump destacara las acciones que está realizando México parta reducir los flujos migratorios y expresara que tiene planeado reunirse con López Obrador porque “me cae bien”, al mandatario mexicano se le preguntó si a él le cae bien su homólogo, pero respondió que “¡eso es otro asunto!” y afirmó que lo que “sí he notado es que hay un rato respetado hacia mi persona y quiero que sea respeto mutuo”. Y aunque se cuestionó si México «está haciendo el trabajo sucio de Estados Unidos» y si Trump podría usar esta reunión como un plus que favorecería su campaña, el Presidente lo descartó al recalcar que “sabemos comportarnos, no vamos a meternos en la política interna de otro país”.

No obstante, consideró que a pesar de que en el país esté en marcha el proceso electoral, si Trump le hace esta invitación formal, no la rechazaría.

“Nosotros no podemos rechazar una invitación para entrevistarnos con cualquier gobernante de algún país, eso no lo considero adecuado, no tiene que ver con urbanidad política, con los buenos modales pero hay que ver el tiempo, yo considero prudente que sea terminando el tiempo que se fijó que sería a los tres meses sí estaría bien esa reunión. “Si me dice que hay disposición de que se dé el encuentro, estamos en la mejor disposición de participar ya sea en Washington o en la Ciudad de México, no podemos ser irrespetuosos.

No tengo ningún problema de conciencia sobre estos asuntos, sé cuáles son los límites, las fronteras para mantener a México como un país libre y soberano pero no se puede solo gobernar con el discurso, con la carga que todos traemos de nuestras ideologías”.

Comentarios