Investigadores desarrollan nueva vacuna contra el cáncer

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud. el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, aproximadamente una de cada seis defunciones tienen por causa esta enfermedad.

 

Es una problemática social y de salud que ha llevado a escuelas, laboratorios e instituciones a dedicar recursos y esfuerzos a la búsqueda de posibles curas, y quizás no estamos tan lejos. Una investigación realizada por la Escuela de Medicina Icahn, en Mount Sinai, Nueva York, encontró que al inyectar un antígeno y activó células dendríticas intratumorales, había una remisión del cáncer.

A esta inyección se le llama vacuna in situ, no actúa bajo el concepto tradicional de las vacunas, no previene el cáncer, su acción en realidad es terapéutica, trata la enfermedad.

La prueba se realizó en pacientes que sufren linfomas indolentes no Hodgkin y que son resistentes a la terapia estándar y responden negativamente a los métodos de bloqueo.

De acuerdo a la American Cancer Society, el linfoma no Hodgkin es un cáncer que comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos que forman parte del sistema inmunitario del cuerpo, y puede aparecer en cualquier parte donde exista tejido linfático: bazo, médula ósea, timo, adenoides, amígdalas y tracto digestivo.

La vacuna también parece aumentar la efectividad de la inmunoterapia llamada bloqueo de puntos de control, un medicamento que busca impedir la acción de ciertas proteínas que impiden que el sistema inmunitario libere ‘los frenos’ que destruyen las células cancerígenas, describe el Instituto Nacional del Cáncer.

 

Esta opción se aplica directamente sobre el tumor y su resultado es positivo, sin embargo, la muestra que utilizó la investigación es muy pequeña para llevarla a la práctica inmediatamente, todavía hace falta más prueba, pero es esperanzador.

Comentarios