Darle un celular a un niño es exponerlo a una adicción, según expertos

Darle un celular o tablet a tu hijo, es como si le ofrecieras alcohol o cocaína, según recientes investigaciones.

Darle un celular a un niño es exponerlo a una adicción similar al alcohol o a las drogas, afirmó la especialista en adicciones Mandy Saligaril, quien analizó el tiempo que dedican los menores al uso de dispositivos móviles y sus implicaciones.

El estudio se realizó en las clínicas de rehabilitación Harly Street, en Londres.

 

«Cuando le das a tu hijo una tableta o un teléfono, realmente le estás dando una botella de vino o un gramo de cocaína”, afirmó Saligari en entrevista para The Independent.

La adicción a los teléfonos celulares, tabletas o videojuegos, se ve reflejada en una serie de efectos negativos para la salud física y mental de las personas, como dolores en el cuello y muñecas, mala postura, ansiedad, depresión, trastornos de sueño y dependencia a los dispositivos.

 

Según la experta, cuando juegan o realizan actividades con sus aparatos tecnológicos, los niños segregan dopamina, lo que podría generar en ellos cambios de humor drásticos, que los aíslan y complican una saludable relación con su entorno.

Además, al darle un celular a un niño o a un adolescente, también se le expone a diversos peligros cibernéticos y delitos, como la pornografía infantil o el sexting, que también pueden alterar el sano desarrollo y generarles problemas emocionales.

“Muchas de mis clientes son niñas de 13 y 14 años de edad que se ven involucradas con el sexting, y lo describen como «completamente normal», dijo Saligari.

Comentarios