A PROPÓSITO DEL PRIMER AÑO DE GOBIERNO DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

Por Octavio Camelo Romero

Desde antes de la campaña presidencial ya habíamos caracterizado al gobierno que ejercería Andrés Manuel López Obrador. Su lógica y su punto de vista de la economía política vulgar permitían visualizar con cierto grado de precisión la esencia de sus planteamientos. No es complicada la lógica explicativa que usó, usa y seguirá usando AMLO en referencia a la situación de los mexicanos y a su modelo de desarrollo de país. El punto de partida en su razonamiento son los mexicanos pobres que, dicho sea de paso, constituyen más de la mitad de los habitantes de este país. A la pregunta ¿Cuál es la causa de esta pobreza? La respuesta es que no tienen un puesto estable de trabajo y, por lo tanto, no cuentan con un ingreso cierto y suficiente de dinero para satisfacer los gastos mínimos de alimentación para la vida. Por otro parte, se alude a que los salarios son tan bajos que provocan una reducida capacidad adquisitiva de las familias de los trabajadores y esta situación se recrudece por la presencia de la corrupción en todo el sistema mexicano, tanto político como económico. En tercer lugar, la pobreza la atribuye a la pérdida del dinamismo del crecimiento económico del país y, finalmente al inadecuado manejo de los recursos públicos, a la corrupción de los funcionarios y a la inconveniente distribución del dinero público. Por lo tanto, para resolver el problema de la pobreza en México AMLO tiene que solventar los grandes factores causales.
Los tres grandes propósitos son, acabar con la corrupción, crear empleos suficientes y elevar la calidad de vida de los mexicanos. Empero, para la creación de los puestos de trabajo se requieren de grandes inversiones de Capital, esto es, se precisa de crecer y desarrollar al capitalismo en México, sobre todo, en las entidades del sur-sureste que se encuentran marginadas del bienestar social y con crecimiento económico negativo. Si a esto le agregamos la situación de penuria de Centro América y su necesidad de crear puestos de trabajo para evitar la emigración de sus connacionales, entonces vemos a Andrés Manuel López Obrador convertido en impulsar del Capitalismo Transnacional, ya sea de USA, China, Rusia o de la Unión Europea.
El planteamiento de “primero los pobres” que son la inmensa mayoría de los mexicanos, es trascendente para el “bienestar” del capitalismo mexicano. No solamente se deriva de una problemática moral, sino también económica y política. Hay que darles “capacidad de consumo” a quienes están en situación de pobreza. Por lo tanto hay que proveerlos de dinero, hay que bajar los precios de los bienes de amplio consumo popular y hay que establecer nuevos canales de distribución.
El hecho de criticar y estar en contra del “neoliberalismo” como modelo de desarrollo capitalista, no es estar en contra de los intereses del capitalismo transnacional internacional. La economía mixta ha servido a las mil maravillas tanto al capitalismo transnacional americano como al capitalismo transnacional asiático. Por eso, el modelo de economía mixta propuesto por AMLO para México y su plan de desarrollo de Centro-América, no perjudican en nada a los intereses del Capital Transnacional Internacional, antes bien, lo benefician.
El régimen de producción capitalista se caracteriza por producir mercancías, productos tienen como destino el mercado. Más, conforme va creciendo la producción se va requiriendo más mercado. Se incorporan nuevos objetos, se crean nuevas necesidades sociales. La expansión del mercado marca el dominio de unos países por otros. Luego vienen las crisis por superproducción de Capital. Y es cuando se crean más productos financieros para valorizar al capital excedente, esto es, se desarrolla el “capital ficticio”. Los productos financieros también van al mercado y también son generadores de crisis. Ante esta situación, el capitalismo mexicano busca mercados y capitales así como la integración de un frente de países latinoamericanos para estar en capacidad de enfrentar a los capitales transnacionales de USA, Rusia y China. En fin.

Comentarios