La opinión de Octavio Camelo – EL MOVIMIENTO EN FORMA DE PARTIDO, MORENA, RENUEVA SUS DIRIGENCIAS LOCALES Y NACIONAL

 

Por Octavio Camelo Romero

En Latinoamérica se escuchan voces anunciando el fin de las izquierdas, el fin de las aspiraciones sociales. Sin embargo, las derechas golpistas de América Latina han puesto de manifiesto su incapacidad para iniciar un nuevo ciclo de derecha en sus gobiernos. Por eso, el caso México con Andrés Manuel López Obrador y MORENA, es un caso emblemático y fundamental para la lucha libertaria latinoamericana.
En el proceso electoral para la elección del Presidente de México, y a pesar de los más de 35 años del cogobierno FMI-PRIAN, la población rechazó, a los candidatos del continuismo y le otorgó a AMLO una mayoría aplastante del 53 por ciento de los votos, con más de 30 puntos de diferencia respecto al candidato del oficialismo. Y a un año de su gobierno, más del 70 por ciento de la población está de acuerdo con que siga gobernando. Esto habla en primera instancia, de la existencia de una reserva poblacional que no encuentra entre los partidos y candidatos tradicionales la expresión política de sus aspiraciones. Y en segundo lugar, de la necesidad de liderazgos probos, con autoridad moral y de organizaciones de masas, de colectivos amplios, pluri-políticos, pluri-ideológicos, pluri-religiosos, etc.
En México se resolvió la creación de la organización de masas que operó y sigue operando como una muralla de contención de los proyectos derechistas y de su continuidad. Andrés Manuel López Obrador en los 10-12 años previos a su triunfo electoral recorrió varias veces el país, todo México. Visitó cada uno de los municipios de la República Mexicana, por muy pequeños que estos fueran. Fue uno por uno, habló con la gente en cada uno de dichos municipios, y construyó algo nuevo, construyó MORENA, el movimiento en forma de partido. En Latinoamérica no se tiene un símil de MORENA. No se ha podido construir una organización semejante, algo de ese tipo.
MORENA es popular porque participan las más diversas fuerzas políticas, ideológicas y religiosas de México a través de los millones de seguidores de su líder moral, Andrés Manuel López Obrador; es democrática porque dentro del capitalismo se propone reformar algunas estructuras y políticas del neoliberalismo para dar paso a un desarrollo del país más equitativo, más socialmente justo, con una economía mixta que conjugue los intereses públicos y privados. Y MORENA por su naturaleza también es dialéctica, en su interior está la unidad y lucha de los contrarios, la relación de interdependencia y de transformación del uno en el otro, en una nueva unidad. Por eso, se antoja interesante la renovación de las dirigencias locales y nacional del Movimiento-Partido que, seguramente traslucirán el mosaico de la diversidad en la unidad de propósitos.
En el proceso local que se llevará a cabo el próximo sábado 12 de octubre, están participando dos nayaritas probos que van en bina, ellos son el doctor Gustavo Cervantes y la maestra Andrea Cibrián. Ambos muy conocidos en el medio por su participación en las luchas sociales, populares y políticas. Desde luego que son una garantía de la honestidad, de la lealtad revolucionaria y del respeto a la pluralidad. Con ellos el rumbo de MORENA en Nayarit es claro y preciso, es la instrumentación de “La Cuarta Transformación” y el robustecimiento del “Movimiento-Partido”. En fin.

Comentarios