La opinión de Octavio Camelo Romero – SIN PACTO DE IMPUNIDAD, SIN CONSIGNAS, SIN FILIAS Y SIN FOBIAS ACTUA LA SFP

Por Octavio Camelo Romero

Del 1ero de diciembre del 2018 a la fecha, en la Secretaría de la Función Pública se han abierto más de 28 mil investigaciones a personas servidoras públicas de la administración actual y de Enrique Peña Nieto por presuntas irregularidades, lo que equivale a un incremento del 30 por ciento respecto del año anterior, de las cuales se han concluido más de 5 mil.

La titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, por primera vez compareció ante el Senado de la República, este lunes. En su comparecencia destacó que a la fecha se han aplicado 2 mil 791 sanciones, 874 inhabilitaciones y multas por más de 4 mil 494 millones de pesos por corrupción en el servicio público. Ante la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana, detalló que respecto a las contrataciones públicas, han sido sancionadas 178 empresas y establecido multas por mil 432 millones de pesos, 20 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado. En la Secretaría no existe pacto de impunidad, ni se investiga por consigna política a nadie. No tenemos filias ni fobias, dijo. En la Función Pública no hay intocables ni perseguidos, “Esas cifras son muestra de que no hay un pacto de impunidad”, añadió la secretaria ante los senadores.

Anteriormente había expresado que el plan de la austeridad republicana va desde quitar abusos a la burocracia hasta vigilar el dinero, las obras, las compras, etc. Todo está referido al inicio de un plan de fiscalización a cargo de la Secretaría de la Función Pública, en el que se analiza en tiempo real cada peso que se gaste, y su destino, en obras públicas y compras consolidadas.

Las compras públicas son muy importantes, por ello se van a fiscalizar, a cuidar. En el área de la obra pública, el Presidente está planteando la inversión mixta, pública y privada, y ya se están elaborando los proyectos de desarrollos de zonas de influencia. Con esta pretensión, “fiscalizar” no sólo implica a los recursos financieros, sino también al logro de las metas y objetivos de las obras públicas, de las compras públicas. Estas acciones corresponden a las “evaluaciones”, a las “auditorías de desempeño”, de cumplimiento de metas, etc.

La austeridad tiene que ver con el adelgazamiento de todos los asesores, pues cada secretario tenía de 50 a 70 asesores, tenía varias direcciones generales adjuntas, que florecieron en la administración pasada. La austeridad tiene que ver con cancelar los servicios de médicos de la alta burocracia que disfrazaban de estética, estética para una gran parte de funcionarios y sus familiares, esposas, esposos, concubinas. Un abuso absoluto. No se tocaron estructuras operativas, no se tocaron los gastos en medicinas, ni gastos en educación, ni en seguridad social; eso deja al descubierto la campaña negativa hacia AMLO y clarifica, el mito de que la austeridad republicana genera ineficiencia e ineficacia. En fin.

Comentarios