No tumbarán la reforma universitaria con una marcha – Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera

 

Si la llamada Ley Burocrática no han podido tumbarla, tampoco la reforma a la Ley Orgánica de la UAN caerá con una marcha, por más numerosa y multitudinaria que fuere. Ambas reformas se dieron por instrucciones de muy arriba, así que las baterías deben enderezarlas en contra del gobierno de la Cuarta Transformación, el cual busca en serio acabar con la corrupción de adentro y de afuera. Tenemos un Presidente legitimado por 30 millones de mexicanos que votaron porque nuestro país le hiciera justicia a los jodidos, pues como bien lo pregona nuestro Primer mandatario nacional Andrés Manuel López Obrador, no es posible tener un pueblo pobre con un gobierno rico que se saca el bocado de la boca para vomitar la abundancia. Hoy, los sectores que firmaron un acuerdo para regularizar los pagos al personal que labora, realizarán una marcha desde la Universidad hasta el centro de Tepic; el único pretexto es que Toñito Echevarría y Polo Domínguez, con la reforma a la ley orgánica de nuestra alma mater, violaron la autonomía. Ya se los dijo el Presidente del Congreso Local pero no lo entienden los onagros con zapatos que dirigen los destinos de la UAN, la reforma se hizo porque los únicos que pueden realizarla son los diputados locales y la instancia máxima para auditar los recursos ejercidos por la administración rectoral, se llama Auditoría Superior del Estado de Nayarit, ASEN por sus siglas. Tras riguroso análisis hecho por gobierno del Estado y la Federación, se llegó a la conclusión de que si no se sacudían las ramas del árbol podrido, existía el riesgo de que nuestra amada Universidad Autónoma de Nayarit, tendría que cerrar por falta de dinero para operar y sobre todo pagar al personal docente y administrativo sus salarios, prestaciones y aguinaldos, cosa que está pasando a pesar de la reforma a la Ley Orgánica. La rectoría ocupaba 500 millones de pesos, López Obrador pone 250 millones y el resto le toca aportarlo a Gobierno del Estado, la otra razón de la mega marcha de hoy lunes 20 de enero del año que cursa. Supongamos que Toñito cubre su compromiso entregándole a Nacho Peña esa lana; todos cobran hasta los aviadores de los sindicatos me imagino, los cuales siguen ahí, haciendo como que trabajan. El rector de la UAN, Nacho Peña, tiene la facultad de suspender las quincenas de los aviadores; pero también los cheques de la familia del Pelón Hernández Escobedo, así como los apoyos que reciben los amigos y compadres del sempiterno dirigente del SETUAN, quien no va a dejar este sindicato nomás porque López Obrador así lo desea; no tengo conocimiento de que los acuerdos logrados entre las partes hayan puesto sobre la mesa la renuncia del Pelón Hernández Escobedo, pero en caso de que lo fuera, difícilmente lo habría aceptado, es mas ni contemplado. Otra medida que podría fortalecer las finanzas de la UAN, es la cancelación inmediata de las pensiones de los ex rectores; de igual forma suspender a la voz de ya las pensiones y jubilaciones de los aviadores; sin dejar de lado el combate al narco menudeo, implementando la operación mochila, en coordinación con la Fiscalía General de la República y Fiscalía General del Estado: se los van a agradecer los padres de familia que le dan dinero a sus hijos para que estudien y no para que estos, contagiados por la droga, se gasten la lana volviéndose más brutos de lo que ya están. Por cierto, el impuesto del doce por ciento para la UAN, ha hecho millonarios a los que lo manejan; en contubernio con gobernadores, comparten moches con las obras que realizan empresas designadas por los jefes de la UAN. De esta forma se hinchó de billetes Roberto Sandoval Castañeda, quien de repente se le olvidó que lo expulsamos de la prepa Trece por porro. El impuesto del doce por ciento, debe servir para pagar nómina y si queda para obra, deben hacerla bajo la supervisión del gobierno federal. No es posible que dicho patronato esté por encima de la propia rectoría y de los dirigentes de los tres sectores; existen fundadas sospechas de que acaba de morir un monstruo y nace otro peor en la figura del titular del Patronato. El rector Nacho Peña debe correr de inmediato a todos los vigilantes que tienen años permitiendo que la maña destruya el futuro de nuestros hijos vendiéndoles alcohol y drogas; que los sustituya con personal de los otros sindicatos como el STUAN, por ejemplo; hay que cortar de raíz los problemas que aquejan al campus; eso es lo que deben hacer los que hoy este día salen a la calle en actitud de linchar al gobierno de Toñito y al Congreso del Estado. Amigos universitarios, digan la verdad, no hay violación a la Autonomía mentada y traída; digan sus argumentos pero con la seriedad requerida, para que los corruptos de adentro sean castigados con todo el peso de la ley. Conozco al monstruo que devora los recursos financieros de la UAN, por ello, en cuanto entró de rector el maestro Castellón, fiel a mis convicciones, entregué la plaza que me regaló mi gran amigo Salvador Villaseñor Anguiano; me pagaban cada quincena un promedio de mil 300 pesos, cobro que justificaba con publicaciones en un medio que su servidor editaba, pero creí necesario pintar mi raya, renunciando a una plaza que me pudo haber jubilado como pasó con algunos compañeros de la prensa, por cierto muy conocidos…PALESTRAZO: no hay reversa, te vas Pelón de en medio; sería más digno que renunciaras, antes de que te corran a patadas del SETUAN.

Comentarios