ANTES, TODOS CONTRA EL PRI; HOY, TODOS CONTRA MORENA – Opinión de Octavio Camelo

 

La primera experiencia de una alianza electoral triunfadora se dio cuando el candidato a la gubernatura de Nayarit fue Antonio Echevarría Domínguez. Sin embargo, motivado por su triunfo económico con sus negocios, el ya Gobernador del Estado al poco tiempo de su arribo al Poder Político desdeño a las fuerzas políticas que lo habían hecho ganar la elección. Prácticamente perdió la perspectiva política e inició a desmantelar aquella conjunción de fuerzas de los Partidos Políticos PAN, PRD, PT y PRS, peleándose con ellos e incluso agrediéndolos. De esa manera el PRI había perdido la Gubernatura, pero con el actuar del Gobernador Echevarría Domínguez, había vuelto a recuperar su fuerza política que lo llevó a ganar las elecciones intermedias y a recuperar el Gobierno de Nayarit.
Al paso de los años, de nueva cuenta se construye la alianza con los mismos partidos anteriores, PAN, PRD, PT y PRS, pero ahora llevando como candidato a gobernador a Antonio Echevarría García, hijo del otrora gobernador Echevarría Domínguez. Sin embargo, en esta alianza se puso sobre el tapete de la discusión la amarga experiencia de la alianza pasada con el padre del candidato. Se llegó incluso, a afirmar que esta alianza sería no únicamente una alianza electoral, sino una alianza para gobernar. Por demás una experiencia insólita dentro de las alianzas políticas nayaritas. Pero al igual que en el pasado, la luna de miel del triunfo electoral sobre el PRI y el arribo de todos los partidos políticos al Gobierno de Nayarit, duró muy poco. Siguiendo con la tradición familiar, el Gobernador Echevarría García tomó para sí, las riendas del Gobierno, e impuso su estilo personal de gobernar.
Hoy, 04/02/20 de nuevo se convocaron los partidos de las viejas alianzas, PAN, PRD, PT e invitaron a los demás partidos, MC, PES, Verde y a algunos líderes sociales y dirigentes de organizaciones, a un primer encuentro para analizar la posibilidad de construir una nueva alianza triunfadora para las elecciones locales y federales del 2021 en Nayarit. Un acuerdo básico es que se van a estar reuniendo periódicamente. Otro acuerdo importantes, es que van a estar evaluando la actuación del actual Gobierno de Nayarit. Un punto no menos de importancia, es que se van a ponderar las experiencias negativas de las dos anteriores alianzas triunfadoras y tomar medidas preventivas para la posible nueva alianza triunfadora. En este primer encuentro de los aliancistas, se percibieron inquietudes respecto a ciertas políticas del Gobierno del Estado que, seguramente en un futuro reciente, estarán en el centro de la discusión. Por lo demás, la nueva alianza nayarita de partidos políticos locales y nacionales, ahora le disputará a MORENA las diputaciones federales y locales, los ayuntamientos y el Gobierno de Nayarit.
Lo que poderosamente llama la atención es que en la entidad, MORENA como partido no ha hecho una política de acercamiento con sus aliados nacionales, con el PT, PES y ahora con el Verde. Y da la impresión que los vicios del PRD de las luchas internas de unas tribus contra otras, van a liquidar al partido MORENA aunque siga existiendo el movimiento MORENA liderado por Andrés Manuel López Obrador. Que dicho sea de paso, ha sido el Titular del Poder Ejecutivo de la Nación quien ha buscado el acercamiento con el PRI y con el PAN para solventar las dificultades que obstruían su incorporación al INSABI. Da la impresión que el partido MORENA está tan ocupado en las guerras tribuales que lejos de apoyar al Presidente López Obrador, están generando climas de ingobernabilidad. Pareciera que tienen pacto con la derecha golpista para calentar la plaza y pedir la salida de AMLO de la Presidencia de la República. En fin.

Comentarios