La descomposición del PAN – Columna PALESTRA, de Gilberto Cervantes Rivera

 

El Partido Acción Nacional fue hasta el sexenio de Ernesto Zedillo, la mejor de las opciones: tradicionalista, honesto y de buenas costumbres. Llega Vicente Fox y la Martha Sahagún al poder presidencial y todo se echó a perder; un Presidente mal hablado, quien permitió que Los Bibriesca, hijos de su mujer, hicieran negocios al amparo del poder, no impidió que llegara enseguida un ladrón y asesino, llamado Felipe Calderón, el cual sembró cementerios a lo largo y ancho del país, en una guerra estúpida contra el narco, la que le redituó miles de millones de dólares, pues este señor recibió lo que quiso del vecino país del norte, al que le sirvió para impedir que la droga pasara de México a los Estados Unidos. Con solo dos Presidentes de la República de su partido, los panistas se echaron a perder; antes de ello, Santiago Creel Miranda, escandalizó a la membresía cuando le descubrieron amoríos con la actriz recientemente fallecida, Edith González, con la que procreó una hija, fuera del matrimonio. Aquí en Nayarit, panistas al estilo de Ceferino Ramos Nuño, Jorge González, Matilde Reynaldo Ochoa, Bayardo Vidal, entre otros, forjaron generaciones albiazules digamos normales, pero tras su ascensión al poder estatal y municipal, echaron por la borda la vieja escuela, empoderando a gente sin calidad moral como el Lobo Valenzuela, Lorenzo del Toro, Ramón Cambero, Juan Guerrero, David Rivera, Marco Antonio Cambero y muchos más, mismos que iniciaron la era del pragmatismo político, vendiendo candidaturas al mejor postor e incluso complotándose para impedir que un Gobernador lograra llevar al cargo de Presidente del Comité Directivo estatal a un gran amigo de la familia Echevarría, el famoso Manuel Guzmán Morán, El Tortas. A ocho meses de la selección del candidato a Gobernador de Nayarit, Ramón Cambero anda desatado queriendo figurar nacionalmente con una iniciativa popular, la reducción de la jornada laboral a cinco días con siete horas de trabajo; mal hace en jugarle las contras a Polo Domínguez, el aspirante mejor posicionado; pero puede darse y es jugar con fuego sabiendo que tiene mucha cola que le pisen. Quien es usted, le preguntó un policía ministerial que lo grababa medio desnudo en una cama de hotel; soy el presidente estatal del PAN, respondió Cambero medio pendejo por el alcohol ingerido; al fondo una silueta vestida de mujer; meses antes había impuesto como dirigente en Nayarit del PAN a su compadre Juan Guerrero, un panista acostumbrado a darse la gran vida desde que era subsecretario general de gobierno y que hoy no oculta su afición por los juegos de azar en los casinos de Tepic, donde junto con su secretario general Librado Casas, apuesta sumas importantes de dinero. Cuco el tesorero estatal del PAN, seguramente quisiera saber de dónde sacan ese dinero, porque si lo agarran del presupuesto que les llega por medio de las prerrogativas, es una falta gravísima que se paga con renuncia. El mal ejemplo cunde, pues también no pocos regidores del partido fundado por Gómez Morín, van y derrochan su lana en todos los juegos que ofrecen los casinos; existen video grabaciones que no tardan en circular por las redes. A lo mejor no hay nada y solo es falsa alarma, pero se sabe que de los dos mil permisos de taxi clonados que le dieron a Saldate, una parte muy gorda de ese billete se la dieron a Juan Guerrero. Tan santurrones que eran en el pasado y ahora pelean a muerte los puestos públicos para enriquecerse; los tres más fuertes aspirantes del PAN viajan a la ciudad de México para reunirse con Marko Cortés, su dirigente nacional y ojalá no me equivoque, ya que creo que ahí le ponen precio a la candidatura, la que puede quedar con Polo, con Gloria o con Jaime Cuevas: quien da más. Cambero anda haciendo la faramalla de que igual que los tres mencionados, tiene con qué refrendar el triunfo en el 2021; los que conocemos como se las gasta Camberito, sabemos que quiere lana para retirarse bien cuajado. Van a ver que sí, lo comprobaremos cuando se esté dando la venganza del Tortas, la que debe darse con justa razón, en virtud de que lo dejaron fuera de la jugada por medio de un fraude gigantesco interno; si hubieran jugado derecho, otro gallo les cantara…PALESTRAZO: que con su PAN se lo coman; van a ver que chinga les pone Navarro a todos los partidos que no le dan chance de nada.

Comentarios