Opinión de Octavio Camelo:LA CUARTA TRANSFORMACIÓN DE AMLO RESULTÓ UN FRACASO

 

No me ayudes compadre. Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y coordinador del gabinete económico, aseguró que sin un mayor crecimiento no funcionará la Cuarta Transformación (4T) que pretende poner en marcha el presidente Andrés Manuel López Obrador en el país. Ante tal anuncio surgen algunas interrogantes. ¿Qué caso tiene que siga AMLO como titular del Poder Ejecutivo de la Nación? ¿Acaso no previeron la crisis económica de EE.UU y del capitalismo transnacional o global? ¿Qué no habrá otro modelo de desarrollo para México que no sea el capitalismo transnacional o global? Por cierto, este tipo de capitalismo también es neoliberal.
Da la impresión de que Alfonso Romo le está haciendo el trabajo a la “derecha golpista”, justificando con su decir la “salida” de Andrés Manuel López Obrador de la Presidencia de la República. Quien más autorizado que el coordinador del gabinete económico para decir que en el país “no habrá crecimiento económico” y por lo tanto, “no habrá cuarta transformación”. Con esto, AMLO queda como un demagogo y además, mentiroso. Desde luego que la crisis del capitalismo global afectará a la economía capitalista de México y de toda Latinoamérica. Y los “inversionistas transnacionales” no vendrán a invertir al país, por más “certidumbre” que Romo les ofrezca. Y este asunto no es equivalente a “enchílame otras gordas”. El coordinador del gabinete económico debiera de dejar de pensar como financiero que es, y asumir en todo su esplendor el espíritu mexicano para, aprovechando el reto y la oportunidad, encontrar otra salida o una salida fuera de la tradicional capitalista, a la crisis económico-capitalista que se avecina a México.
En Latinoamérica hay muchos ejemplos de qué hacer y de qué no hacer. Además de una excelente oportunidad de generar con los demás países y gobiernos, zonas comerciales comunes. Independientemente de si somos o no, líderes latinoamericanos, las dos economías punteras en la región son la economía brasilera y la economía mexicana. De suyos ambos países están vinculados al capitalismo global, México a EE.UU y Brasil a China y Rusia. Sin embargo, tanto uno como el otro tienen la capacidad para organizarse y organizar a toda la región latinoamericana. En Latinoamérica hay yacimientos de los metales preciosos, de hidrocarburos, etc. Además se tiene una producción agroalimentaria de exportación, sin embargo, no se consolidó el ALCA porque no convino a los intereses de los países imperialistas hegemónicos en la región. Más aun, se desmantelaron no solo los mercados regionales ya constituidos, sino también los gobiernos de esos países. Sin embargo, habrá que aprovechar la crisis económico-política que se avecina a nivel mundial para replantear y reorganizar el desarrollo de Latinoamérica.
Alfonso Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y coordinador del gabinete económico, también dijo que “Tenemos prisa por crecer”… “Nos interesa trabajar para llegar a ser un país poderoso, pero no sólo exportador, debemos ser una nación industrializada”.
Es relevante que se piense en modificar la estructura productiva de ser un país exportador de materias primas y alimentos naturales a ser un país industrializado y que sus exportaciones dejen de ser de productos naturales para convertirse en productos de la industria transformadora. Sin embargo, se plantea el siguiente problema: ¿De quién será el Capital? ¿Será de origen privado o de origen público? En fin.

Comentarios