Millonaria inversión en carretera federal 200 permitirá mantener desarrollo turístico de Bahía de Banderas y sur de Compostela

 

Tepic, Nay.- El gobierno estatal de Nayarit invierte 223 millones de pesos en la ampliación a cuatro carriles de la carretera federal 200 para impulsar desarrollo de la zona sur de Compostela y costa norte de Bahía de Banderas, informó esta mañana el propio gobernador Antonio Echevarría García.

Ante decenas de reporteros dijo que la ampliación a cuatro carriles de la carretera federal 200, desde Las Varas hasta Higuera Blanca, se pretende mantener el desarrollo turístico de destinos como Chacala, La Peñita de Jaltemba, Guayabitos, Los Ayala, Lo de Marcos, San Pancho y Sayulita, entre otros, que con la autopista Jala-Puerto Vallarta, que en dos años más entrará totalmente en operación, iban a quedar marginados de la oferta turística para visitantes del centro del país.

Señaló que la autopista los iba a marginar y con ello se iban a perder empleos y cientos de familias se quedarían sin la fuente económica que les representa el turismo, de ahí la importancia de esta obra, en la que se invierten -en la primera etapa, que va de Las Varas a La Peñita de Jaltemba- casi 223 millones de pesos.

«Obras útiles, no elefantes blancos», es la premisa en este gobierno, afirmó Echevarría García al sostener un encuentro con representantes de diferentes medios de comunicación, con quienes dialogó -de manera franca e informal- de las 95 obras de infraestructura, de salud, redes hidráulicas y sanitarias, plantas de tratamiento de aguas residuales, rehabilitación y ampliación de canales y drenajes pluviales, modernización carretera y vialidades urbanas, infraestructura deportiva, alumbrado público y electrificación, espacios escolares y otras obras complementarias que se ejecutaron durante el 2019 y que siguen realizándose o están en proyecto de construcción en este año.

En las obras que se ejecutan actualmente se ejercen los 950 millones de pesos de intereses que se ha ahorrado el Gobierno de Nayarit producto del refinanciamiento de la deuda pública que por más de 8 mil millones de pesos heredó la administración de Toño Echevarría.

El gobernador destacó, por principio, que el refinanciamiento de la deuda, por la que antes se pagaba la Tasa de Interés Interbancario (TIIE) más 2.5 por ciento, y por la que desde hace más de un año se paga solo la TIIE más 0.6 por ciento ha significado un ahorro de más de mil millones de pesos, que han sido destinados para obras útiles, necesarias para abatir el rezago y la desatención de importantes sectores, que por 12 años fueron olvidados por las dos administraciones estatales que antecedieron a su gobierno.

«Hoy no se hacen obras de relumbrón ni por ocurrencia, mucho menos obras que cumplan el capricho del gobernador», afirmó el jefe del Ejecutivo nayarita y aseguró que tampoco se ha desvirtuado la obra pública para beneficiar a grupos de amigos y mucho menos se inflan costos para sacar «mochada». Aseguró finalmente que todos los procesos de licitación son transparentes y se realizan de acuerdo con la ley.

Comentarios