CAOS Y EXHIBICION EN NAYARIT – Opinión del Lic. Luis Martín H. Ulloa

 

Comentarios al Correo: juris_master_ulloa@hotmail.com

El pasado 09 de marzo, tuvo verificativo el festejo relativo al Día Mundial de la Mujer, mas antes de verter opinión sobre el festejo, es necesario formular un prudente y humano señalamiento.

La mujer es de origen divino, angelical en expresión, ella es la manifestación viviente del aspecto femenino de Dios, sin ella la creación en todas sus manifestaciones sería rotundamente imposible, simplemente no habría concepción de vida, así de fácil.
Acotada la anterior disertación de corte filosófico pasemos a decir que históricamente hablando, la mujer ha sido factor de aberrantes injusticias impensantes, indebidas; simple y sencillamente la mujer no fue creada para ser injustamente utilizada.

Me refiero en cuanto a los maltratos de todos tipos propiciados por el ente masculino; miremos hacia atrás de los años 1968, año en que fue declarada la liberación femenina en Europa y para el mundo; teníamos a la tradicional mujer encerrada en el gallinero de una casa cuidando a diez hijos, con sus desgastadas sandalias, mal vestida, mal alimentada, y torteando masa para las tortillas de su marido y sin derecho a salir a la calle, mucho menos tener acceso a la cultura para su necesaria preparación. NO.
La mujer se tuvo que armar de valor propio intrínseco y conquistar sus derechos que humana y divinamente le corresponden y hacerse valer como todo ser humano, profundamente valioso, y quitarse ese velo impune que la arrogancia masculina le impuso por siglos y que le daba el valor de un objeto.

Así entonces y virtud a mero esfuerzo en reivindicar su valores, y advertida de sus cualidades la sociedad en general le otorgó gracia y hoy en día cuenta con el cincuenta por ciento del Poder Público, esto a través del bien atinado criterio de la equidad del género humano.
Mas sin embargo, y muy atento a las premisas anteriores el día de ayer incurrieron en lamentables y serias desgracias que permean en la exhibición de ignorancia y falta de respeto a ellas mismas, al pintarrajear los edificios y monumentos públicos y protestar al Poder Ejecutivo, por una supuesta falta de seguridad hacia sus personas.
Lo cierto es que miles de mujeres festejaron su día cumpliendo sus labores de trabajo como excelentemente lo saben hacer y cuidando y estando con su familia, con sus hijos, mis respetos y admiración para ellas, son la expresión real de la divinidad.
Y aquellas que si bien es cierto, se les reconoce y se les respeta su derecho a la libre manifestación de ideas, por estar este consagrado en la Constitución General de la República Mexicana, incurrieron en perfecto vandalismo y desorden social, correspondiendo a las provocaciones mezquinas y mal intencionadas de Políticos corruptos que pretenden derrocar la hoy denominada 4. Ta transformación, la cual está sustentada en todo el mundo, no es un fenómeno nacional, es mundial, entonces no se va a poder derrocar por mas dinero que se invierta para ello.
Ellas sólo fueron utilizadas indebidamente, ellas no merecen ser manipuladas por intereses mezquinos y desleales, ellas tienen que ser respetadas no compradas ni manipuladas.

Abundando en reflexión, recordemos que ellas pueden ser las primeras asesinas con la práctica del aborto, pues llevan dentro de sí una luz, una vida, mas es legalmente decisiva su determinación, y así mismo, ellas son formadoras en valores humanos de aquellos que han atentado contra su integridad, ellas constituyen el día de hoy el determinante pilar moral de una familia, en especial de sus hijos.
Ellas son el factor moral y humanamente decisivo en la formación de sus hijos, de ellas depende el perfil que el hoy niño y futuro hombre sea, positivamente productivo y con fuertes valores morales, como el respeto a los demás y a el mismo, o un triste delincuente.
Recordemos que tienen el Poder Público en un cincuenta por ciento y ya cuentan con la protección de las leyes, que la sociedad les ha concedido, ahora les corresponde darse a reconocer y obligar a que las sigamos respetando, son entes divinos, no objetos. SALUD.

Comentarios