Golpea coronavirus al Cártel de Sinaloa

*“Mayo” Zambada habría ordenado incrementar precio de las drogas por falta de suministros

*Los “cocineros” de la organización criminal están agotando los químicos utilizados para la fabricación de metanfetaminas y fentanilo, que se obtienen principalmente de China.

El Cártel de Sinaloa, una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo, está detrás del tráfico de grandes cantidades de droga a Estados Unidos. Sin embargo, debido a la pandemia de coronavirus, la cadena de suministro se ha vuelto compleja.

La razón es que los ingredientes químicos crudos utilizados para fabricar metanfetamina y fentanilo provienen principalmente de China, el epicentro del brote, por lo que ha disminuido la importación de insumos y ha golpeado al mercado, principalmente a la organización liderada por Ismael “El Mayo” Zambada.

La vulnerabilidad a la que ha sido sometida el Cártel de Sinaloa ha provocado el aumento de precios de la metanfetamina. Por órdenes de “El Mayo” el cristal pasará de 2,500 a 15,000 pesos.

Un “cocinero” aliado con el grupo criminal dijo para Río Doce que las indicaciones las recibieron la semana pasada a través de un mensaje de Whatsapp en el que se leía “Si no obedeces, presta atención a las consecuencias”.

Aunque los cocineros normalmente tienen a la mano un suministro de productos químicos para un mes, en los últimos días han presentado dificultades para reponer existencias.

“Los precios son muy altos en este momento. Debido al coronavirus hay muy poca distribución o importación desde China a la Ciudad de México. Es difícil obtener los químicos, el jugo. Puedes conseguirlos, pero los precios están subiendo para todos», detalló el cocinero.

Antes de la crisis mundial, un kilo de fentanilo se vendía al mayoreo en 870,000 pesos. Actualmente cuesta hasta 1,000,000 de pesos.

Los cocineros de droga especulan que el precio de la metanfetamina ordenado por “El Mayo” tiene que ver más con el oportunismo que con la escasez química. Aseguran que en medida que la producción de metanfetamina se ha incrementado la competencia de los rivales ha aumentado y los márgenes de ganancia han disminuido.

El poderoso opio sintético alguna vez fluyó directamente de China a los Estados Unidos a través del sistema de correo internacional, pero una represión por parte de las autoridades del país asiático estimuló la producción en México, y ahora los chinos suministran los precursores poco regulados para el proceso de cocción.

Los cárteles mexicanos han dominado el comercio de metanfetamina cristalina, especialmente desde mediados de la década de 2010, cuando Estados Unidos comenzó a restringir la venta de medicamentos para el resfriado, utilizados para fabricar metanfetamina en laboratorios locales.

Ésto también ha estimulado a los narcos mexicanos ha disminuir la producción de heroína. A los cárteles les ha resultado mucho más lucrativo fabricar drogas sintéticas ya que puede producirse durante todo el año con productos químicos que, hasta hace poco, eran baratos y fácilmente disponibles. La heroína por el contrario, requiere enormes campos de amapola, que sólo pueden ser cosechados estacionalmente por los agricultores.

Los cárteles de las drogas no han sido inmunes

A medida que aumentan los casos de coronavirus en Estados Unidos —69,210 casos confirmados— México y el vecino del norte anunciaron nuevas restricciones en los viajes fronterizos, una medida que podría significar nuevos desafíos para los narcotraficantes, principalmente los que pasan de contrabando sus productos escondidos en automóviles y camiones.

Según una conversación entre narcos del Cártel de Sinaloa y el diario Río Doce, la inestabilidad en la frontera ha hecho que modifiquen su modus operandi.

“Tiene como cinco días que empeoró todo, y lo último que enviamos fueron apenas tres kilos, aunque hay acuerdos con la patrulla fronteriza, y cuando van a cruzar mercancía la mula sabe por cual garita cruzar, y si de pronto cierran esa garita, cancelamos porque los jefes no quieren arriesgar”, señaló una “mula” (narcotraficante).

Comentarios